Los malos resultados se estan convirtiendo en una constante para el equipo Target Chevy #42 del piloto bogotano. En la STP Gas Booster 500 celebrada este domingo en Martinsville Speedway, el rendimiento mostrado durante las prácticas fue nuevamente opacado por los problemas del auto y la falta de estabilidad del chasis.

En esta ocasión una llanta baja apenas comenzando la competencia relegó a Montoya hasta la parte baja del pelotón, perdiendo 2 vueltas temprano en la carrera. Luego de haber iniciado la competencia en la posición 14, rápidamente escaló hasta entrar al top-10 en las primeras 100 vueltas, para luego caer hasta el puesto 36 y 2 vueltas por debajo de la punta, antes de la marca de la vuelta 200, debido a un neumático pinchado. Desde allí debió apostar a las banderas amarillas para recuperar vueltas con la opción de “wave-around” que da el reglamento de NASCAR. Llegó a estar como el mejor piloto una vuelta abajo del líder, pero nunca se presentó la bandera amarilla que lo llevara a la vuelta del líder nuevamente.

La meta lo vió cruzar en la posición 26 al bogotano, a tres vueltas del dominante Jimmie Johnson. Su compañero de equipo Jamie McMurray finalizó en la casilla 7, algo que demuestra que el auto puede tener un rendimiento aceptable pero que las cosas se están haciendo mal en los toldos del equipo Target.

A través de su twitter el colombiano descargó parte de su frustración al ver el trabajo que ha realizado, sin éxito, todo su equipo:

“Men we need a break. A flat tire under green killed our day. I feel so bad for everybody in our team as we are working so hard.”

Montoya se mantiene 30mo en la clasificación general, con 101 puntos, a 130 de Johnson que es ahora el líder de la tabla general. La próxima fecha será en Texas Motor Speedway el domingo 14 de Abril.