Este intrincado óvalo es un reto para todos los pilotos y equipos de la Copa Sprint. En esta ocasión, Montoya pudo controlar a la “dama de negro” y se llevó a su casa un merecido octavo lugar, su segundo top-10 del año. Matt Kenseth ganó la carrera tras dañarle la fiesta a Kyle Busch.

Las 500 millas pactadas para la noche del sábado en Darlington Raceway se completaron de forma rápida, a pesar de la amenaza de lluvia que se dio a lo largo de la tarde en las inmediaciones del óvalo. Kyle Busch (Toyota #18) y su hermano Kurt (Chevy #78) dominaron las acciones la mayor parte de la carrera, en tanto que Juan Pablo se metió rápidamente en la lucha por el top-10.

Durante toda la competencia el colombiano no bajó de los 15 primeros lugares, aunque tampoco tuvo mucha holgura en su lucha con otros pilotos como Dale Earnhardt Jr (Chevy #88), Kevin Harvick (Chevy #29) y Carl Edwards (Ford #99), quienes estuvieron con bastante regularidad cerca de su Chevy SS #42. Un efectivo trabajo en los pits y la buena suerte de una bandera amarilla justo cuando cayó una vuelta atrás de los líderes (estando en la 11ma posición) colocaron al bogotano en una posición perfecta para concretar un gran resultado.

En el cierre de la Bojangles’ Southern 500, Montoya se acercó al top-5 pero desafortunadamente fue sobrepasado por Kevin Harvick, Jimmie Johnson (Chevy #48) y Denny Hamlin (Toyota #11) quienes estuvieron ahí en la lucha con nuestro piloto. Sin embargo, la estabilidad de su auto a lo largo de las 500 millas lo ubicó con comodidad en la octava posición final. Es de destacar que por alrgos períodos de carrera el colombiano no pronunció palabra en la radiocomunicación, lo que se traduce en un buen auto dada la tendencia de Montoya de hablar en todo momento cuando las cosas no funcionan bien.

Con este resultado, el bogotano ha ascendido 3 posiciones en el campeonato de pilotos y ahora se ubica en un esperanzador 22do puesto, con 238 puntos y a 20 unidades del 20mo puesto, que es el sitio en donde debe ingresar Juan Pablo para luchar por el Chase basado en victorias (por supuesto, aún deberá ganar carreras una vez entre al top-20). Si queremos verlo en el Chase sin necesidad de ganar carreras, deberá escalar hasta la plaza 10 la cual hoy está a 77 puntos.

La próxima semana se correrá la Carrera de las Estrellas en Charlotte, evento no puntuable pero que le dará al ganador la nada despreciable suma de $1 millón de dólares. La próxima fecha puntuable será el 26 de Mayo, cuando se dispute la carrera más larga del año, la Coca-Cola 600 también en Charlotte.

Como vieron la carrera de Juan Pablo? Podrá llegar a luchar por el Chase? Déjennos sus comentarios.