Mejor conocido como “Señor Consistencia”, el brasileño ha sido una de las caras más populares de la categoría desde que se unió a ella a finales de 1998. De la mano del equipo Penske, Helio Castroneves ha acumulado tres victorias en las 500 Millas de Indianápolis y muchos triunfos más alrededor del mundo a bordo de estos autos. Pero nunca ha conseguido el título de la categoría.

Con 38 años cumplidos, Helio finalmente tiene la gran oportunidad de alzar el trofeo de campeón, algo que le ha sido esquivo desde que apareció en la escena grande del automovilismo de Estados Unidos, con el Hogan Racing hace más de 15 años. Sus tres joyas en Indy son su más preciado tesoro, pero el “asterisco” de su carrera deportiva -no haberse coronado campeón de Indycar- es algo que lo ha perseguido desde entonces.

En 2012 finalizó cuarto en el campeonato de pilotos, que se declinó en favor de Ryan Hunter-Reay, y dejó a Will Power -coequipero de Helio- nuevamente al márgen de levantar la copa. Este año, Helio ha sido el estandarte del equipo del “Capitán”, con un solo triunfo pero acumulando seis top-5 y quince top-10. La consistencia ha estado allí, y ahora es el momento de justificar todo el trabajo de la temporada, a falta de tres carreras:

“Estamos tocando la puerta [del título]. Aún no está abierta, pero se está quebrando. Tengo un gran auto, un gran equipo y un gran jefe de equipo. Si nos mantenemos fuera de problemas, y no dejamos que se nos escape, podríamos obtenerlo finalmente”

El oriundo de Sao Paulo sabe que necesita tener calma y paciencia para sumar los resultados suficientes camino al título. Pero también, es consciente que esta es una chance que podría no volver. Ir paso a paso es, para Castroneves, la mejor manera de afrontar el remate de la temporada:

“Nosotros tenemos los ojos puestos en el final del campeonato, pero la próxima carrera es en Houston, y es en eso en lo que estoy pensando en este momento.”

Pero más allá de ganar o perder el título, la pasión por el deporte sigue viva en Helio:

“Sé que no podré competir hasta que cumpla los 60 años. Algún día no estaré aquí. Pero mientras llega ese día, las carreras son como el aire que respiro. No tengo absolutamente ningún interés en sentarme detrás de un escritorio a contestar teléfonos. Es completamente increíble poder manejar para Roger Penske”.

El doblete de competencias en el circuito callejero de Houston Reliant Park serán los días 5 y 6 de Octubre.

— Con información de Detroit Free Press – Foto: Nic Redhead via Flickr