Luego de un fin de semana entre el sol y el agua Carlos logró subir un puesto en la general de la World Series by Renault. Hoy está en la casilla 11 con 30 puntos, solo 4 unidades lo alejan de hacer parte de los 10 mejores de esta categoría.

El fin de semana empezó bajo la lluvia, las nubes taparon Budapest y el Hungaroring. Las difíciles condiciones de la pista empapada demostraron que tan difícil es controlar un Renault de 3.5 litros. Huertas salió a la pista y giro 12 veces pero solo logró conseguir la decimoséptima posición en la grilla de partida. En la tarde del sábado la largada se dio bajo la lluvia y las estelas de agua que levantaban los autos eran tan densas que era imposible conservar cualquier línea de carrera. El colombiano se mantuvo aferrado a su posición y terminó prudentemente en el mismo puesto 17 en que inició.

El domingo cambió el clima, todos pudieron poner más alegría a la forma en que presionaban el acelerador. EL sol también salió para Huertas que logró clasificar mejor acomodándose en el noveno puesto de la grilla. Sin las estelas de agua  todos los pilotos pudieron disfrutar el hermoso Hungaroring, al colombiano lo sorprendió la bandera a cuadros en el octavo puesto de la carrera.

Así quedan la cosas hoy, Carlos Huertas aparece con 30 puntos en la clasificación de toda la World Series by Renault. Su objetivo ahora es perseguir a André Negrao quien se aferró al décimo puesto con 36 puntos. Todos los esfuerzos del bogotano se enfocan en seguir sumando para montarse en el Top 10. El 27 se septiembre seguiremos informándoles lo que ocurra en la penúltima carrera de la F3.5 en el circuito Paul Ricard de Francia.