Una verdadera maratón resultó ser la Geico 400, primera prueba del Chase 2013 por la Copa Sprint de NASCAR. Tras un receso de más de cuatro horas a causa de las fuertes lluvias que cayeron sobre el Chicagoland Speedway,se completó la competencia en la noche de domingo, y Juan Pablo Montoya no pudo recuperarse de un choque accidental contra Cole Whitt, tras tener problemas en su carrocería y reventar un neumático.

A pesar de haber iniciado la carrera desde la tercera ubicación, el auto #42 no respondió adecuadamente a medida que caía la tarde y se hacía más fría la pista producto del clima. Problemas de sobreviraje empezaron a acusar el ritmo de Montoya, quien rápidamente cayó hasta salir del top-20.

Para la vuelta 108, la lluvia hizo presencia en el óvalo y Montoya debió reducir la velocidad en la salida de la curva 4, cuando recibió de costado un fuerte golpe de Cole Whitt, quien venía rodando detrás del colombiano -y varias vueltas por debajo de la punta- y perdió el agarre de su auto #30.

Leer más: Noticias NASCAR | Triunfo de Kyle Busch en Nationwide

Este choque, sumado a la lluvia, complicó las cosas para el colombiano, quien tuvo que reparar el costado izquierdo de su auto tras el receso de más de cuatro horas por bandera roja. Para cuando se reinició la competencia, se hizo evidente un contacto entre la correcría y la llanta trasera izquierda, exactamente en el mismo costado que fue golpeado por Whitt.

A pesar de que trató de reducir la velocidad, la llanta explotó dañando seriamente su Target Chevy SS. Un paso por lo pits lo hizo caer hasta la posición 39, y desde allí solo pudo subir hasta la casilla 32, quedando a seis vueltas del ganador, Matt Kenseth.

Esta competencia no le permitió a Juan Pablo seguir ascendiendo en las posiciones de lo que ahora se sabe, será su última temporada a tiempo completo en la Copa Sprint, tras el anuncio de su vinculación con Penske Racing para correr en Indycar en 2014. En el campeonato, el bogotano se ubica 20mo con 668 puntos.

Aún quedan nueve fechas para que Montoya resuelva su deuda pendiente con NASCAR: ganar en un óvalo. La siguiente prueba será en el New Hampshire Motor Speedway, el próximo domingo 22 de Septiembre.

— Foto: Juan Pablo Montoya via Facebook