Luego de una competencia emocionante en la primera manga, y tras sortear inconvenientes con la iluminacion nocturna sobre el primer sector del circuito callejero, la Carrera de Estrellas disputó su segunda y última competencia, pactada a 20 minutos de duración.

Al aplicar la regla de la grilla invertida, el ganador de la primera carrera Julian Leal partió desde el fondo de la grilla, en tanto que el piloto estadounidense Joey Logano lo hizo desde la pole, tras una dificil primera competencia. A pesar de no tener una amplia experiencia en el kartismo -algo muy distinto con respcto a los otros pilotos- Logano fue un gran animador de la segunda manga liderando los tiempos y la competencia en su mayoría de duración.

Desde la parte media de la grilla tomó la arrancada el brasilero Helio Castroneves, quien poco a poco fue escalando en las posiciones hasta llegar a la cola del kart de Logano. Desde alli se inicio una batalla por la victoria entre dos verdaderos contrastes del automovilismo mundial: uno maduro, con muchas victorias importants y decadas de experienca en la Indycar Series; el otro siendo un joven talento de NASCAR, con mucho por mostrar aun en la Copa Sprint. Una batalla que estremeció a las tribunas y compensó el frío y la lluvia que fueron la constante en la tarde de Medellin este sábado.

Llegando a golpearlo levemente en la cola del kart, Castroneves presionó por casi 6 vueltas a Logano hasta superarlo en el tercer sector del circuito, en la horquilla sobre el Teatro Metropolitano. Y a falta de tres giros “Spiderman” asumió el control de la carrera para no dejarlo nunca más.

Detras la batalla se centró por el tercer escalón del podium con Gabby Cháves finalizando tercero. Juan Pablo Montoya, al igual que en Cartagena hace ocho años, no pudo sostener la victoria en la carrera tras una excelente primera manga, aunque fue ampliamente ovacionado cada vez que pasaba por las tribunas. Un top-5 al final fue elresultado del bogotano quien valoró el apoyo recibido de parte del público asistente al circuito.

Gabby Chaves también fue uno de los más ovacionados de la noche, llevando su kart hasta la cuarta posición final..

Para destacar de todos los pilotos fue la entrega que mostraron al público al llevar al límite sus máquinas por las curvas cerradas y largas rectas del circuito, aún con la oscuridad del circuitoen pjntos específicos del mismo. Se vieron chispas y acción a lo largo de los 20 minutos pactados de carrera, algoque la gente disfrutó en las tribunas y en los pits.

Ya en el podium se entregaron los premios de los patrocinadores -incluyendo un enorme televisor de 80 pulgadas para Helio Castroneves que amablemente regaló a la Fundación Fórmula Sonrisas- y se entregaron los trofeos conmemorativos a los tres mejores. Posteriormente se dio el baño de champagne a todos los asistentes al podium y a la prensa que llenamos el lugar.

Todo este evento sirvió de marco también para ver a un talentoso grupo de kartistas que engalanaron las demás categorías de la Rotax Challenge, desde los 4 años de edad hasta los màs expertos en una grilla de 30 karts en la clase DD2. Todos compartiemdo un evento inolvidable que además sirvió para demostrar que en Medellin si se pueden hacer esta clase de actividades. Como nos dijo Kurt Busch “es bueno ver que aquí no solo hay apoyo para las dos ruedas”.