En el cierre de este 2013 todos hacemos balances de nuestras metas cumplidas y pensamos en lo que será el camino de un nuevo año. Trazamos nuevos objetivos, nos proponemos crecer más y cumplir nuevos sueños.

Para Juan Piedrahita esto no es la excepción. En una temporada en donde ha emergido como un piloto capaz de disputar los títulos más importantes del open wheel norteamericano, el joven de Bogotá tuvo en la mira el título del ProMazda Championship junto a su equipo, el JDC Motorsports.

Aunque no lo pudo conseguir sabe que mostró un talento suficiente como para convencer a Sam Schmidt, una verdadera autoridad en los equipos de Indycar e Indy Lights Series, y entrenarse con miras a convertirse en un piloto del equipo de Indy Lights en 2014.

“Las cosas no salieron como esperaba al principio, hubo un cambio en el reglamento y a nuestro equipo le costó trabajo adaptarse, especialmente en el tema de las llantas. Una vez que las cosas empezaron a salir bien, salieron bien. Al final tuvimos 5 podiums en hilo, y pues hay que quedarse con eso y ver hacia el futuro”.

Entonces, lo que pareció ser un sabor amargo luego de haber tenido una gran oportunidad, se convirtió en otra opción de ascender en su carrera hacia la Indycar. Y de qué manera, de la mano del mejor equipo del semillero de pilotos de la categoría:

“Es como un sueño, todo el mundo conoce el equipo de Schmidt, todo el mundo conoce a Sam, es una persona realmente profesional, y tiene un equipo de Indy Lights que todos sabemos lo que representa, no solamente en la Indy Lights sino en la Indycar. Tuve una oportunidad, y la tomé, de probar con ellos.”

Otra oportunidad que se abre -y una nueva meta que se crea- para Piedrahita es la de correr en el mítico Indianapolis Motor Speedway, en la carrera más famosa de la Indy Lights, la Freedom 100. “La verdad que lo he soñado más de diez veces” es una frase que dice mucho de la expectativa que desde ya tiene Juan Diego en la gran cita anual el mes de mayo.

piedrahita-car-1

Junto a esto, la posibilidad de correr en el corto plazo con otros cuatro compatriotas que posiblemente estarán en la Indycar Series: Sebastián Saavedra, Carlos Muñoz, Gabby Cháves y Juan Pablo Montoya. En especial con éste último, a quien considera su inspiración para estar en este deporte, y con quien tiene una meta profesional: “no solo quiero correr contra él, quiero ganarle”. El talento lo tiene y la oportunidad posiblemente también.

Hemos podido conocer también parte de la historia de Juan Diego, el ser humano. Desde sus orígenes en Bogotá, pasando por su formación en México, y de cómo su familia fue fundamental para apoyarle -incluso hasta el día de hoy- en lo que ha sido su verdadera pasión. Hablamos de David, el mecánico que le vendió su kart de competencia y que tuvieron que pagar con la familia a cuotas. Realmente Juan Diego se mostró como el ser humano que es, como una persona humilde y agradecida con el esfuerzo que su familia puso en apoyar su pasión, y que hoy rinde sus frutos de la mejor manera posible.

Finalmente la invitación quedó servida para acompañarlo en sus competencias en Estados Unidos. Sin dudas que nuestro país tendrá a un representante importante en la Indy Lights Series en 2014, en las manos de Juan Diego Piedrahita.

Sin más los invitamos a escuchar la entrevista completa a este piloto que en 2014 sin dudas nos va a dar muchas alegrías. Acomódense y escuchen completo este audio que está en la parte superior de este artículo, les garantizamos que vale la pena.