Pilotos como Michele Alboreto, Riccardo Patrese, Carlos Reuteman, Jacky Ickx, Carlos Pace, Nicola Larini, Juha Kankkunen, Carlos Sainz, Mario Andretti, Didi Auriol, Colin McRae o Sebastian Loeb, además de ilustres como Bernie Ecclestone, han pegado más de un ‘sorbo’ a un Martini a lo largo de su carrera. Al menos, han conducido y trabajado a su salud.

La relación de la marca de bebidas con el mundo de las carreras nació en los 50 con carteles publicitarios y se formalizó en 1968 con la creación de la escudería Martini Racing. En este 2014, como colofón a las celebraciones del 150 aniversario de la empresa, la alfombra roja está preparada para su regreso a la Fórmula 1 de la mano de Williams, Martini Williams.

Han circulado durante los últimos días las imágenes que presentamos en esta nota, y que podrían tratarse de la nueva apuesta comercial del equipo de Sir Frank. Ahora potenciados por Mercedes-Benz, el equipo inglés busca la recuperación tras varias temporadas de resultados decepcionantes.

De 2006 a 2008 se enrolaría con Ferrari para poner su sello de una manera más ‘discreta’ a Michael Schumacher, Felipe Massa y Kimi Raikkonen durante esas tres temporadas. Pero nada de sus líneas inconfundibles, ‘sólo’ el logotipo. Sebastian Loeb fue el último gran piloto que disfrutó del celeste, azul y rojo, con un Porsche 911 para disputar la GT3 Cup en 2013.

Ahora, a falta de una confirmación oficial, regresa a lo grande con un traje de gala que lucirá Williams (Martini Williams, o Williams Martini Racing?). La escudería de Groove desfilará con el vestido y colores que han convertido siempre coches aparentemente sencillos en los ‘modelos’ más guapos de la pasarela de asfalto.