Desde el Bahrain International Circuit en Sakhir, Sebastian Vettel ha admitido que su equipo Red Bull Racing Renault tendrá que trabajar muy duro para encontrar e implementar una solución rápida para sus problemas de pretemporada.

El equipo, ganador de los últimos cuatro títulos de pilotos y de constructores, además de tener nueve victorias consecutivas a la fecha, ha soportado hasta el momento un tórrido período de pruebas, completando apenas 21 vueltas durante cuatro días en Jerez y apenas han llegado a cifras de dos dígitos en el primer día en Bahrain.

Vettel, quien este miércoles causó una de las cuatro banderas rojas durante la primera sesión de entrenamientos comunitarios, dijo:

“Obviamente no estamos contentos con donde estamos y tenemos un largo camino por delante. La primera sensación es que el coche está bien, pero tenemos que completar más kilómetros.”

“No es fácil encontrar una solución rápida, pero creo que hemos entendido los problemas. Conseguimos arreglar los de Jerez y hoy hicimos algunas vueltas.”

“Sin embargo, muy a menudo sucede que cuando se soluciona un problema surge otro, que es lo que ha pasado. Esto son los test. Todos sabíamos que este año iba a ser un reto enorme y que iba a ser difícil.”

“Obviamente no queremos esto, pero es lo que hay y estamos trabajando a marchas forzadas para resolver los problemas.”

Vettel permanecerá en el RB10 el jueves, mientras que Daniel Ricciardo será el piloto designado para los dos últimos días.

— Con información GPUpdate