El nuevo piloto de la Scuderia de Maraello, que regresa para su segundo periodo en el equipo rojo, ha declarado que no tiene certeza del nivel de su equipo y de su auto versus las capacidades técnicas de los rivales en el campeonato mundial de Fórmula 1.

El campeón del mundo en 2007 fue séptimo en los entrenamientos comunitarios de la categoría en Bahrain que finalizaron el pasado sábado, justo por detrás de su compañero de equipo Fernando Alonso, quien rodó el auto durante los dos primeros días de pruebas.

Aún cuando han comprobado la confiabilidad del auto, Raikkonen  indicó que no está seguro del nivel que pueda mostrar su auto en comparación a los demás, especialmente los potenciados por Mercedes-Benz, que han mostrado ser los mejores de la grilla hasta el momento.

“No estamos realmente impresionados por nuestros tiempos, pero en Australia veremos donde estamos ubicados actualmente. Desde el punto de vista de la confiabilidad estamos bien, pero en cuanto a la velocidad no sé realmente en donde estamos. Creo que no estamos del todo mal. Aún hay muchas cosas por hacer, y obviamente conozco nuestra situación pero no se qué están haciendo los otros equipos. Vamos a mantenernos haciendo nuestro trabajo y seguramente estaremos donde deberíamos estar.”

Los entrenamientos en el circuito de Sahkir se retomarán desde el 27 de este mes, y serán las últimas pruebas oficiales antes de la primera carrera del año, el GP de Australia en Melbourne, a mediados de Marzo.