En un nuevo capítulo de la Indy 500, Ryan Hunter-Reay se desquitó de su victoria arrebatada en las últimas vueltas del año pasado, y esta vez superó al favorito Helio Castroneves para llevarse a casa su primera corona y su primer trago de leche de Indianápolis. Un nuevo piloto forma parte desde hoy del trofeo Borg-Warner como campeón de Indy 500.

En medio de un clima envidiable, bajo el sol de Indiana, aproximadamente 350.000 espectadores se reunieron para vivir la edición 98 de la clásica competencia estadounidense. Las ceremonias previas a la competencia estuvieron marcadas por la despedida de Jim Nabors, el cantante de “Back home again in Indiana” desde que fue invitado por primera vez en 1972 a cantar este símbolo de la Indy 500. Con una cálida ovación fue despedido luego de cantarla por 46ta y última vez hoy en el Speedway.

Al unísono, Nabors y Mary Hulman George dieron el comando de encendido de los motores. Como cada año, 33 máquinas cobraron vida rumbo a las 200 vueltas pactadas.

En el momento de la bandera verde, todos los pilotos se cuidaron de no cometer errores. Atrás, Ryan Briscoe se salvó de chocar contra el muro en la curva 2 tras un leve toque de Jacques Villeneuve. Pero más allá de eso no hubo mayores inconvenientes por espacio de 149 vueltas, donde los pilotos se encaminaron a cuatro detenciones en los pits bajo bandera verde.

Autos como el de Graham Rahal, Mikhail Alsehin y Buddy Lazier no pudieron aguantar el ritmo y debieron abandonar con fallas mecánicas durante el recorrido. Pero fue Charlie Kimball quien generó la primera bandera amarilla en pista a 51 giros del final.

Desde allí empezaron a cambiar las estrategias porque en el último cuarto de carrera hubo tres banderas de precaución. En el segundo reinicio de carrera James Hinchcliffe y Ed Carpenter chocaron en la curva 1, quedando al margen de la definición dos de los pilotos más rápidos de la tarde.

Scott Dixon fue quien se llevó quizás el golpe más duro de la carrera, tras perder el control en el medio de la curva 4. Con este fuerte choque los cuatro bólidos de Chip Ganassi quedaron fuera de la contienda por el triunfo en el Brickyard.

Otro de los autos rápidos que debió abandonar fue Townsend Bell, piloto local que solamente corre esta carrera pero que lo hizo muy bien, luchando en el top-5 de carrera hasta la vuelta 190, cuando perdió el control de su auto en la curva 2 justo al frente de Juan Pablo Montoya, quien lo evadió sin problemas.

Con una bandera roja en la vuelta 192, Indycar limpió  la pista y permitió a todos los fans y pilotos ver una lucha espectacular durante los giros finales entre Marco Andretti, Ryan Hunter-Reay y Helio Castroneves. Y fue Hunter-Reay, campeón 2012 de la categoría, quien con un sobrepaso sensacional en la recta principal al tiempo que salía la bandera blanca, sobrepasó a Helio para quedarse con un triunfo que le fue esquivo el año pasado.

Con una diferencia en la meta de 0.0060 segundos, este fue el segundo final más cerrado en la historia de la carrera. Solo el final de 1992 fue más cerrado, en ese caso de 0.0043 segundos, entre Al Unser Jr y Scott Goodyear.

“Es un sueño hecho realidad. No lo puedo creer. Esto es simplemente el momento más fantástico para un equipo que me lo ha dado todo. Mi sueño se cumplió hoy y estoy orgullo de ser estadounidense”

Esta fue la tercera victoria de equipo para Michael Andretti, quien nuna pudo ganar esta carrera como piloto.

Helio Castroneves hizo todo lo posible por ganar su cuarta Indy 500 y unirse al selecto club de Rick Mears, Al Unser Sr y AJ Foyt, pero esta vez no pudo ser.

“Antes que nada quiero agradecerle a mi equipo. Gracias a Roger y el Team Penske. Gran carrera. Segundo, es interesante cuando se siente mal haber quedado segundo. Pero tomando el aspecto positivo, fue una gran carrera. Creo que todos la pasaron bien. Felicitaciones al Andretti Autosport. Gran carrera, Ryan Hunter-Reay. El hizo todo lo que debía hacer”.

Marco Andretti volvió a tener una buena carrera, finalizando tercero. Los colombianos Carlos Muñoz y Juan Pablo Montoya finalizaron cuarto y quinto respectivamente.

En la bandera a cuadros 25 de los 33 autos terminaron la carrera.

Galería de fotos – Indy 500 2014

Video – Final Indy 500 2014