Ayer nos dimos una vuelta por el garaje de Indycar en el Texas Motor Speedway para indagar sobre los cambios en la configuración del paquete aerodinámicos para los óvalos que entraran a regir desde este fin de semana para la Firestone 600 y serán la medida para el resto del calendario 2015 de óvalos (Fontana, Wisconsin, Iowa y Pocono).

El ambiente en el garaje era de cotidianidad, los equipos se apresuraban aponer apunto los autos para la inspección técnica. En conversaciones con algunos mecánicos se dejó ver una total normalidad sobre los nuevos cambios, aunque algunos de ellos no creen que sea una solución definitiva al problema de las altas velocidades y de los autos tomando vuelo, pero todos coincidían en aseverar que en las practicas de hoy es donde se verá el resultado.

Las salidas de aire en las guardas traseras se sellaron, con el fin de generar una mayor carga aerodinámica, que fluya a través de las entradas de aire, pero que sean redirigidas hacia la pista para mantener los carros sobre ella y disminuir la posibilidad de accidentes mas severos.

Honda parece seguir teniendo muchos dolores de cabeza y estamos llegando a la mitad del campeonato. Grandes victorias como la de Muñoz, con una excelente y oportuna estrategia, son apenas paños de agua tibia para el fabricante y cabe resaltar que Muñoz ha sido uno de los pocos que ha logrado sacar adelante carreras interesantes  y representar bien a la marca con las limitaciones de las que Carlos es consiente.

Hoy tendremos practicas y clasificación donde se sabrá quien es quien y cuales cartas hay sobre la mesa con relación a la cita sabatina.

— Informe y fotos de Mauricio Cobo, enviado especial de ColMotorFans a Texas