Una de las victorias más representativas del automovilismo colombiano se dio en el marco del GP de Brasil de Fórmula 1, en la temporada 2004.

Luego de los fuertes sucesos de la carrera en la edición 2003, donde el bogotano Juan Pablo Montoya estuvo a pocos metros de quedar involucrado en un fuerte accidente debido a la lluvia y el aquaplanning de su auto, la Federación Internacional del Automovil (FIA), organismo rector del campeonato mundial de Fórmula Uno decidió reprogramar el Gran Premio de Brasil para el final de la temporada 2004.

Esto, lejos de complicar las cosas para los brasileños en su carrera de casa, antes los favoreció: en una temporada absolutamente dominada por Michael Schumacher y Ferrari (ganando 12 de las 13 primeras carreras del año, y 15 de las 18 carreras de la temporada), el cierre de la temporada en Sao Paulo representó una oportunidad abierta para todos los pilotos que aún no habían podido ganar.

Y entre ellos, estaba Juan Pablo Montoya.

f1-brasil-2004-02

Con el campeonato definido, así como su salida rumbo al equipo McLaren, Montoya quiso ponerlo todo para triunfar en su última carrera con el equipo Williams, la casa que lo llevó a cumplir su meta de correr en la categoría y luchar por el título.

El fin de semana inició con la nostalgia del cierre de varios ciclos: Montoya en su salida rumbo a McLaren, Jaguar terminaba su período como equipo de F1 siendo comprado por Red Bull, y David Coulthard dejaba McLaren para convertirse en el piloto titular, precisamente, del nuevo Red Bull Racing.

Pero otra de las noticias sería la necesidad de Ferrari de cambiar el motor del auto del campeón Michael Schumacher, con lo cual obtuvo una penalización automática de 10 posiciones sobre lo que sería el resultado de su clasificación. Habiendo sido octavo el sábado, partiría desde la casilla 18 el Gran Premio. Pocas veces “Shcumi” partió tan atrás en una carrera.

Adelante en la grilla, la pole position fue para Rubens Barrichello, en el otro Ferrari. A su lado, el Williams De Montoya se acomodó en la segunda posición. Kimi Raikkonen partió en la tercera posición.

Barrichello no pudo aguantar el liderato en las condiciones cambiantes de la carrera, con lo que la lucha por el triunfo se centró entre Raikkonen y Montoya. Intercambiaron posiciones con las estrategias de pits, y en las vueltas finales todo favoreció al bogotano, quien triunfó con una diferencia de 1.02 segundos por sobre el finlandés. A 24 segundos llegó Barrichello, quien completó el podium y sumó sus primeros puntos en Brasil desde 1994.

f1-brasil-2004

— Fotos: Formula 1 Fanatic