En pocas ocasiones se ha tocado el tema de un presupuesto anual para un piloto colombiano en categorías internacionales, en especial cuando en su gran mayoría, presentan sus nuevas temporadas, con un supuesto interés por parte de un equipo o de un programa de pilotos que los han involucrado en sus filas por su talento y proyección.

ruedas-sueltas-banner-600

Partamos de la base que el único perfil  colombiano que actualmente percibe ingresos por su labor en un equipo de carreras es Juan Pablo Montoya, bajo los colores del Team Penske en una categoría como la IndyCar Series.

Montoya también tuvo duros comienzos hasta encontrar el éxito, pero también vivió su explosión de talento en una situación económica mundial muy distinta a la que hoy enfrentan quienes le suceden,  a esto debemos sumarle que era el único del momento, mientras que hoy son varios quienes luchan por lo mismo dentro y fuera de la pista.

Lo que si queda claro, es que hoy en el mundo a motor todo cuesta y los nuestros entran a engrosar las filas de los talentos que tienen que pagar su lugar en cada de una de las categorias.

El costo de una silla

Incluso mercados como la F1 nos han mostrado la tendencia del inmenso valor de una silla en estos monoplazas, países enteros o conglomerados económicos han pagado las sillas de sus pilotos con enormes cifras en euros.   IndyCar la contraparte número 1 de la gran carpa de la velocidad en Norteamérica, no es la excepción, mostrando ambos escenarios que las sillas tienen valor, con la diferencia que a estos niveles se revisa, a quien se le recibe el dinero y con que condiciones.

Esta es la gran tajada del presupuesto anual de un piloto colombiano, allí están incluidas las llantas de la temporada, los test, inscripciones, combustibles y todos los honorarios del personal que estará a su disposición durante el año.

Costo: U$ 1 millón – U$1.8 millón

Test Pre-Contrato

Antes de pensar en un gran contrato, el piloto debe estar seguro de su siguiente paso, aparecen entonces las pruebas no oficiales con los equipos que tienen sillas disponibles, justo en la época final del año en donde cada uno buscará la mejor opción para la siguiente temporada.

Por bueno que sea el panorama, serán los entrenamientos de invierno que el equipo dispone para los pilotos que mantienen la relación comercial, pero igual están fuera del primer ítem del presupuesto.

Costo: U$9.000 – U$30.000 por Test

Entrenamientos fuera de pista

Conducir un auto de carreras es hablar de llevar un vehículo al limite el 100% de la competencia.  Una actividad que demanda un alto nivel de concentración, al tiempo de un desgaste físico importante.   Nuestros pilotos cuando están fuera de los habitáculos, deben someterse a estrictos entrenamientos de preparación física, que les permita soportar las impresionantes fuerzas G y las altas temperaturas dentro de los vehículos cerrados.

Sus programas de entrenamiento requieren desde un preparador físico especializado, hasta largas rutinas en bicicleta o deportes náuticos.

Costo: U$25.000 –  U$30.000 por año

Continúa en la próxima página…