Foto: Facebook/Matt Kenseth

“Si el cuerpo directivo de NASCAR sancionó a Kenseth y a Danica Patrick por la misma razón, o no juzga con el reglamento o considera más grave una venganza sobre Logano que sobre Gilliland“.

Matt Kenseth fue sancionado el martes por el incidente ocurrido en la vuelta 453 de la Goodys 500 disputada en Martinsville. El campeón 2003 no podrá participar en los próximos dos eventos de la temporada (Texas y Phoenix), y se perderá su primera carrera en Copa Sprint desde 1999.

Con 571 participaciones consecutivas, Kenseth es el segundo piloto activo en este ramo (por detrás de Jeff Gordon, quien terminará su récord en 797). Su racha llegará al final, pues será difícil que su apelación lo salve de al menos una suspensión.

Haga click aqui para leer más sobre la sanción de NASCAR sobre Matt Kenseth.

El director general de NASCAR, Brian France, cree que Kenseth pasó el límite, y con la sanción espera enviar un mensaje a los pilotos y equipos para que la situación no se repita. Danica Patrick fue sancionada con $50.000 dólares de multa y 25 puntos en el campeonato por las mismas razones que Kenseth: retaliación.

Si el cuerpo directivo de NASCAR sancionó a Kenseth y a Danica Patrick por la misma razón, o no juzga con el reglamento o considera más grave una venganza sobre Logano que sobre Gilliland; cuando lo que se juega es la integridad del piloto, cuando lo que se busca saldar es la misma cuenta y cuando el ejemplo para los fanáticos (especialmente los más jóvenes) no varía si el auto es verde o amarillo.

Si la sanción a Kenseth fue más fuerte porque afectó las posibilidades de uno de los contendientes más sólidos al título, los oficiales se contradicen. Primero, porque Logano tiene dos oportunidades más para pasar a la siguiente ronda (si ganó tres seguidas, puede ganar una más; y si no lo ve probable, que le pregunte a Harvick); y segundo, porque Jeff Gordon le hizo lo mismo a Clint Bowyer en Phoenix, cuando este se convertía en el principal rival por el título, dadas las complicaciones de Jimmie Johnson en ese evento. Gordon tuvo que pagar $100.000 dólares y perdió 25 puntos, pero NASCAR no se atrevió a tocar su (ya) récord de participaciones consecutivas.

Si nos vamos a sanciones durante el Chase, entre pilotos de la caza, podemos resaltar los siguientes casos (mencionando primero al ‘vengador’):

  • Juan Pablo Montoya (Chevy) vs. Tony Stewart (Chevy) (2009): Parqueo para Montoya, nada para Stewart.
  • Kevin Harvick (Chevy) vs. Kyle Busch (Toyota) (2010): Ninguna sanción.
  • Jeff Gordon (Chevy) vs. Clint Bowyer (Toyota) (2012): Con pelea incluida en boxes; 25 puntos y $100.000 dólares para Gordon, $25.000 para Brian Pattie (CC de Bowyer).
  • Brad Keselowski (Ford) vs Jeff Gordon (Chevy) (2014): Ninguna sanción.

Kyle Busch eliminó a Ron Hornaday de la disputa por el título de la NASCAR Camping World Truck Series en 2011. Su sanción fue parqueo; impedido de participar en Texas en los eventos de Nationwide (ahora XFinity) y Sprint Cup, y el evento final de las camionetas en Homestead Miami. Busch se ganó su castigo a bordo de una máquina Toyota.

Kenseth se ganó dos fechas de suspensión a bordo de una máquina Toyota. No me corresponde afirmar que NASCAR favorece a Chevrolet y Dodge por ser fabricantes norteamericanos, pero es una coincidencia que ¿no puede? pasar desapercibida.

En síntesis, NASCAR evitará que los pilotos pasen de nuevo el límite, pasando el límite con sus sanciones. Kenseth no deberá salir como el gran héroe por sus acciones, pero se le da la ‘pena de muerte’ por algo tan común en este deporte como una victoria de Hendrick Motorsports.

Sea como fuere, quedan al menos tres lecciones de lo sucedido: que la pasión y adrenalina pueden y seguirán consumiendo al piloto; que cuando NASCAR quiere sancionar, lo hace; y que Matt Kenseth no querrá estar cerca de Logano nunca más.

Ruedas Sueltas: artículos de opinión en ColMotorFans.com – las opiniones aquí expresadas represnetan el punto de vista de su autor, y no necesariamente refleja el punto de vista de ColMotorFans.com