Red Bull sí correrá en la temporada 2016 de la Fórmula 1, según ha confirmado hoy el director Christian Horner.

El Team Manager Christian Horner anunció en Abu Dhabi, donde se realizará el último Gran Premio del año, que la escudería austríaca ya tienen un acuerdo firmado con un proveedor de motores para el próximo año.

De esta manera queda resuelto uno de los inconvenientes de la escudería de cara a la temporada 2016, que iniciará unas semanas antes de lo habitual.

Horner aseguró que el problema ya está solucionado, pero no quiso decir quién será el proveedor de motores para Red Bull.

“Tenemos un acuerdo que nos garantiza el motor del año que viene, y que será confirmado en los próximos días. Eso significa que estamos dentro del Mundial 2016, que hemos firmado contrato para recibir el motor, pero aún no puedo decir de quién se trata”

La duda de su continuidad se anunció hace algunos meses cuando Renault, actual proveedor de motores, decidió regresar a la Fórmula 1, tras la compra de Lotus, y Ferrari y Mercedes habían rechazado las peticiones de Red Bull para convertirse en sus motoristas.

Sin embargo, la llega del motor híbrido V6 supuso un paso atrás en la relación entre el team y el proveedor francés de motores, que no encajó bien las continuas críticas de Red Bull por la escasa competitividad del motor. Las circunstancias y la necesidad habrían dado marcha atrás al divorcio.