“¿Cómo le va a interesar a Citröen algo que ganan con tanta facilidad? ‘Pechito’ López destruyó a sus rivales en los últimos dos años.”

Hace unos cuantos días Citroën Racing anunció su plan deportivo para 2016 y 2017 empezó a rondar la duda de que será de José María “Pechito” López dentro de dos años.

La polémica – si justifica llamarla así- se ha dado debido a que la marca francesa decidió recortar el número de autos en el WTCC a dos, y abandonar el WRC en 2016 y volver al año siguiente con un nuevo modelo de coche, dejando de lado así el Mundial de Turismos para ese año.

Citroën hizo algo que pensé que no iba a hacer capaz de hacer, echar a un piloto de la talla de Sebastien Loeb. Y aunque la prensa oficial del equipo y del piloto digan que se despidieron en buenos términos –hasta ahí puedo creerlo-, el sacar a Loeb es una jugada clave para mostar que igualmente el WTCC no le interesa ya a los franceses.

¿Cómo les va a interesar algo que ganan con tanta facilidad? ‘Pechito’ López destruyó a sus rivales en los últimos dos años. Cabe anotar que los rivales son sus mismos compañeros de equipo: Yvan Müller y Sebastien Loeb, en ese orden en ambos años.

En 2014, López fue campeón con 126 puntos de ventaja sobre Müller y 167 sobre Loeb. El más cercano del resto fue Norbert Michelisz (Zengö Motorsports/Honda) a 261 puntos de ‘Pechito’ y a casi 100 del tercero.

Este año la cosa fue “más pareja”. Müller y Loeb pelearon por el subcampeonato y quedaron distanciados por un punto. Claro, ‘Pechito’ sumó 118 puntos más y repitió título. Igual eso es lo menos grave del asunto. El otro piloto de Citroën (ahora sí a tiempo completo, no como en 2014), el chino Qing Hua Ma, quedó a 115 puntos de Müller y Loeb, ¡y a 234 de ‘Pechito’!

Lo que realmente preocupa es que Gabriele Tarquini (Honda Racing Team) fue el que más se les acercó a los Citroën quedando 44 puntos por detrás de Ma, es decir 278 puntos por detrás de López.

La diferencia que han hecho los Citroën en la categoría la ha vuelto un poco aburrida. Creo que para el 2016 lo “más interesante” (léase con sarcasmo) va a ser “la pelea” entre ‘Pechito’ y Müller. El resto es de otra categoría.

De igual manera lo que más me inquieta es lo que vaya a pasar con el WTCC en 2017. Citroën deja la categoría, y abre las puertas a Honda para que se alce con el título de constructores y pilotos. Pero, ¿quién va a ver el WTCC si sus mejores pilotos ya no están?

Hoy por hoy el Mundial de Turismos es igual que la Fórmula 1. Un equipo que lidera, sale campeón y hace lo que quiere, junto con su piloto estrella y el otro a su sombra. La misma cosa, distintos carros.

¿Qué será de la vida de ‘Pechito’ en 2017?  En los últimos días he visto toda clase de rumores acerca de marcharse al WEC o a la Fórmula E, ¿cuál será verdad?

El Mundial de Resistencia me parece un sitio más acorde para López. Es una categoría que viene en un auge importante, y a la que cada día llegan más fanáticos. No digo que la Fórmula E no lo sea, pero apenas es un embrión de categoría que quiere germinar, aún le falta muchas cosas por hacer, y ‘Pechito’ es un piloto que está por encima de esa categoría, al igual que del WTCC.

Lo importante para el WTCC es que Volvo llegue a ser competitivo y a pelear con los Honda para vislumbrar lo que será el campeonato en 2017 sin Citroën. Por su parte ‘Pechito’, solamente merece una categoría donde pueda seguir demostrando todo su talento, y ojalá que las decisiones que se tomen sean las correctas para la carrera del argentino.

Finalmente solo queda esperar que ocurrirá en 2016, tanto con José María López –para mi va a obtener el tricampeonato- y con la categoría que puede ingresar en un momento crítico de reinvención en 2017.

Ruedas Sueltas: artículos de opinión en ColMotorFans.com. Las opiniones aquí expresadas reflejan el punto de vista del autor, y no necesariamente refleja el de ColMotorFans.