Con este examen superado, el equipo oficialmente entra a formar parte del campeonato del mundo y podrá debutar sin inconvenientes en Australia.

El equipo, cuya base europea se ubica en Banbury, Inglaterra, y liderado por Gunther Steiner, ha superado las exigentes pruebas de choque y seguridad de la FIA, las cuales son prerrequisito para poder alinear los autos en la grilla de partida de cualquier carrera de la Fórmula 1.

De acuerdo a la información de fuentes cercanas al equipo, Haas ha sido la primera escudería de la categoría que supera las pruebas de choque para la temporada 2016. Y lo ha realizado a pesar de lo que se supone sea un concepto de auto diferente, con una nariz más corta.

El chasis, diseñado por la fábrica italiana Dallara, superó sin inconvenientes el test, y ahora le permite al equipo preparar sus máquinas de cara al primer test de pretemporada, que se espera comience a inicios de febrero en el Circuit de Catalunya, en Barcelona.