¿Castigo para Kvyat? ¿Premio para el Verstappen? Simplemente las locuras de los austriacos.

Aquella carrera en Malasia 2013 marcó un hito en lo que sería la escudería Red Bull a partir del incidente. Toda esa división interna que se dio entre Mark Webber y Sebastien Vettel fue notoria y la carita de los dos en aquel podio lo decía todo. Pero es sólo un caso en que el piloto no le hizo caso a una orden de equipo y solo el principio de las “magnificas” ordenes de Red Bull.

Pero si vemos las órdenes de equipo polémicas, no podemos dejar de mencionar la frenada de Rubens Barichello prácticamente sobre la meta en Austria en 2002 dejando ganar a Michael Schumacher. Esto ocasionó la rechifla por parte del público presente en las tribunas y a lo largo del planeta. Ah, y para colmo de males ‘Schumi’ dejó subir a ‘Rubinho’ al escalón más alto del podio porque sabían lo que acababan de hacer. ¡Papelón!

Hoy en día todo lo que se habla en la Fórmula 1 es sobre el cambio de Daniil Kvyat con Max Verstappen: el primero pasa se baja de Red Bull a Toro Rosso y el segundo hace el movimiento contrario. ¿Castigo para el ruso? ¿Premio para el belga? Simplemente las locuras de los austriacos.

Todo tipo de cosas he escuchado y leído diciendo que esto estaba planeado desde un principio y que doble toque a Vettel en Sochi simplemente son coincidencia con la decisión que toma la escudería austriaca. También que el miedo de Red Bull a que Verstappen se vaya para Ferrari en la butaca que dejaría Kimi Raikkonen los habría obligado a promocionar a Max en detrimento de Daniil –es obvio que a Ricciardo no lo iban a bajar- para asegurar al joven.

Creo que todas son especulaciones, y que Red Bull ya no sabe realmente que inventar a estas alturas, y más si sumamos el desastre estratégico que tuvieron en Rusia poniéndose a inventar colocando las gomas medias cuando todos pedían las ultrasoft, llantas que solo verán la luz hasta Mónaco. No soy estratega de F1, pero no hay que serlo para tener claro que las medias eran un suicidio (como pasó).

No hay que olvidar que Kvyat le dio un podio a Red Bull dos fechas atrás en China. Todo era felicidad, alegría, champaña en el podio y una felicitación del equipo. Apenas 15 días más tarde lo bajan del carro. ¿Hipocresía? ¿Mala actitud? Juzgue usted.

Por el otro lado creo que Verstappen es más que merecedor de recibir un mejor auto. Es un piloto brillante que con lo poco que tiene en Toro Rosso hace mucho más de las expectativas y al menos es un animador de las carreras. Y sin lugar a dudas le lleva un universo y medio a Carlos Sainz al que le gana siempre sin mayores complicaciones. Una lástima que se le cortara la racha de competencias terminadas que llevaba en Sochi.

Ahora bien, ¿cómo le irá al joven belga en un auto que adaptaron en tan poco tiempo? Esa es la pregunta del millón y lo que el planeta entero está esperando.

La sede de Red Bull en Austria puede convertirse en Chernobyl si Kvyat por cosa de las carreras termina mejor que Verstappen. No dudo del nivel de Max, pero puede pasar desde un choque hasta una falla mecánica. Y si pasa esto, ¿entonces qué? Los directivos de Red Bull a meterse debajo de la tierra.

Pero en el otro escenario posible es que Verstappen haga la carrera de su vida y logre un podio. ¿Qué pasa con Kvyat? ¿Lo vuelven a subir? Todo es pura especulación, pero el morbo es increíble.

La carrera de este fin de semana en España va a estar llena de morbo. Tal vez quien la gane no, seguramente será un Mercedes, pero al menos mis ojos estarán puestos sobre Kvyat, Verstappen y Red Bull.

Si las carreras son aburridas, al menos el morbo entretiene, ¿no?

 

Ruedas Sueltas: artículos de opinión en ColMotorFans.com. Las opiniones aquí expresadas representan la postura de su autor, y no necesariamente representa las de ColMotorFans.com