El piloto bogotano del Andretti Autosport nuevamente demostró sus capacidades en Indianapolis, y estuvo a punto de lograr su victoria en las 500 Millas de Indianápolis.

Con una inteligente estrategia de conservar el auto durante 160 de las 200 vueltas pactadas, Muñoz ataco desde el quinto lugar a menos de 40 giros del final para escalar hasta la segunda posición a menos de 10 vueltas del final.

Sin embargo el juego del combustible, que ya anteriormente había afectado a Tony Kanaan y a Josef Newgarden, dos de sus rivales en el final, también golpeó la estrategia de Muñoz, quien tuvo que entrar a los pits para un pequeño ‘spash and go’.

La carrera parecía acabada ahí, pero gracias a este juego estratégico el bogotano salió tercero de los pits y escaló rápidamente a la segunda colocación, dispuesto a superar a Alexander Rossi por la victoria a dos vueltas de la meta.

No obstante Rossi, con el impulso del auto, llegó a la meta, cuatro segundos por delante de Muñoz. El bogotano, nuevamente, fue segundo en la Indy 500.

Luego de haber arrancado en las primeras posiciones, Muñoz demostró ser un excelente estratega, y aún cuando todo apuntaba que fuese su victoria -incluso mencionado luego de la carrera por el mismo equipo de mecánicos de Muñoz- las situaciones de carrera llevaron a que Rossi saliese favorecido.

Este ha sido el segundo final en la segunda posición para Muñoz en cuatro competencias, siendo el otro en el año de su debut en 2013. No hay dudas que sus capacidades lo señalarán siempre como un favorito a ganar la Indy 500.

Espere más información, resultados y declaraciones de la carrera durante esta semana en ColMotorFans.com