El piloto mexicano, y uno de los mejores representantes latinoamericanos en la especialidad, retorna a las competencias de NASCAR este fin de semana en Texas.

Germán Quiroga no se había sentado al volante de una camioneta de la NASCAR Camping World Truck Series en 19 meses, hasta que este lunes volvió a los talleres del equipo Red Horse Racing para empezar a prepararse para su regreso a la serie este fin de semana en el Texas Motor Speedway.

“Estuvimos trabajando todo este tiempo en tratar de conseguir patrocinios y desafortunadamente no habíamos podido concretar nada”, dijo Quiroga desde su base de operaciones en Charlotte. “Pero no habíamos quitado el dedo del renglón y seguimos trabajando con diferentes equipos para ver en qué oportunidad podíamos tener un regreso.”

Quiroga regresará al volante de la Toyota Tundra No. 11 de Red Horse Racing, por ahora para la carrera que se celebrará este viernes en el Texas Motor Speedway.

“Estamos emocionados de dar de nuevo la bienvenida a Germán a la familia Red Horse”, dijo Tom DeLoach, dueño del equipo. “Tenemos una gran oportunidad para ponerlo nuevamente al volante y si encontramos patrocinio, esperamos que podamos correr más carreras con él”.

Quiroga fue piloto de la camioneta Toyota Tundra No. 77 de Red Horse Racing en las temporadas 2013 y 2014 y logró cinco Top 5s, incluyendo un tercer lugar en el Texas Motor Speedway en 2013, 16 finales en el Top 10 y una pole position.

“Yo había seguido teniendo una relación con el equipo de Red Horse porque estuve ahí dos años y siempre tuvimos una muy buena relación juntos, casi como familia”, dijo Quiroga. “Pero la verdad no lo esperaba. Esto fue una sorpresa porque no habíamos hablado sobre la posibilidad de que pudiera manejar con ellos, principalmente porque ya tenían sus planes concretados para este año, pero se abrió una puerta y estos muy agradecido con el dueño Tom DeLoach y con toda la gente de Red Horse por esta oportunidad que vamos a aprovechar al máximo”.

A pesar de su larga ausencia de las pistas, Quiroga se mantuvo trabajando en su preparación física y como comentarista de la cadena FOX Deportes, lo que le ayudó a mantener sus contactos con la NASCAR y estar pendiente de los cambios que se han implementado en las camionetas y las competencias.

“No he tenido la oportunidad de subirme a un coche de carreras desde hace 19 meses, así que la primera vez de regreso será importante aprovechar las tres prácticas libres y obviamente tenemos que salir y rodar rápido y luego trabajar en las modificaciones. Las llantas nuevas duran muy poco … en apenas un par de vueltas es cuando puedes hacer tus mejores tiempos, así que necesito adaptarme lo más rápido posible en las primeras cinco vueltas porque tienen que ser de las mejores del día. Y luego poco a poco trabajar en lo que vamos a hacer en la carrera”, agregó.

Quiroga pasó todo el lunes en el taller de Red Horse Racing para conocer a su nuevo equipo, prácticar las entradas a pits y los cambios de llantas, y empezar la puesta a punto final para la carrera del viernes.

“Estoy conociendo las caras nuevas en el equipo Red Horse”, dijo. “Voy con un ingeniero con el que no había tenido la oportunidad de trabajar, pero ya ayer estuvimos hablando unas dos horas y tuvimos muy buena comunicación, así que me siento como en casa”.

Especial de Michelle Quintana desde Texas Motor Speedway.