Foto: FIA Formula 1 World Championship / XPB Images

El mexicano Sergio Pérez ha obtenido en Bakú un nuevo podium en su carrera deportiva en la Fórmula 1, y sigue ratificando su gran momento en el campeonato y en la escudería Force India.

Pérez aseguró que quería superar a su rival de Ferrari Kimi Räikkönen por méritos propios al asegurarse su segundo podio del año en el Gran Premio de Europa.

Pérez se clasificó en la primera fila de la parrilla pero salió desde la séptima posición por sustituir la caja de cambios, tras el accidente que sufrió en la última sesión del sábado.

El escaso margen de Räikkönen sobre Pérez significó que el mexicano pudo optar al adelantamiento en la última vuelta y terminó tercero.

“Ayer lo sabía, cuando choqué contra el muro en los libres 3, fue una gran oportunidad de obtener un buen resultado para nosotros,” dijo Pérez.

“Me sentí frustrado conmigo mismo, pero mis chicos hicieron un gran trabajo antes de la clasificación para arreglarlo. Luego tuve que hacer el trabajo, tuve que ponerme las pilas. Hicimos una gran clasificación pero seguíamos estando en la P7, así que tuvimos que ganar posiciones. Hice una gran salida, una muy buena primera vuelta, buenos adelantamientos en la curva 2.

“Luego estuve luchando con Kimi en la parte final de la carrera. Sabía que tenía pendiente una penalización de cinco segundos, pero igualmente fue bonito adelantarle en la última vuelta. Cuando vi que era seguro hacerlos, sin riesgo, fui a por ello.”