Uno de los accidentes más espectaculares de la historia de los piques 1/4 de milla en Estados Unidos. Kenny Koretsky y Bruce Allen, ambos salieron ilesos, luego de este accidente en Texas en 2005.