Foto: WorldSBK

El líder del campeonato aumentó su ventaja al manejar con cuidado en un Lausitzring complicado y marcado por la lluvia y las caídas.

El tema climático fue clave para esta carrera en Alemania. Poco antes del inicio de la prueba comenzó a llover y la largada tuvo que retrasarse mientras que los equipos adaptaban las motos para estas condiciones. El segundo intento de largada, con la carrera recortada a 20 vueltas, fue impedido por los pilotos debido a la complejidad que tenía la pista y nuevamente se retrasó el inicio.

Cuando por fin se largó –la carrera recortada a 16 vueltas, en vez de las 21 previstas- Tom Sykes (Kawasaki) tomó el primer lugar rápidamente. Poco le duraría el liderato ya que antes de completar el primer giro se fue al piso. El inglés pudo levantar su moto y continuar en carrera.

Convertida en carrera de eliminación, el circuito alemán fue cobrando en complejidad a los pilotos que se fueron cayendo paulatinamente. Davide Guiliano (Ducati), Lorenzo Savadori (IodaRacing), Anthony West (Pedercini Racing) y Jordi Torres (Althea BMW) se cayeron todos en el mismo punto de la pista.

Otros que se fueron al piso fuero Markus Reisterberger (Althea Racing) y Alex Lowes (Pata Yamaha).

Por otro lado en la competencia, Rea mantenía el liderato con un ritmo parejo y seguro controlando la situación sacándole más de 9 segundo al sanmarinense Alex De Angelis (IodaRacing), y más de 13 al tercero, Xavi Forés (Barni Racing).

El norirlandés Jonathan Rea comanda el campeonato cómodamente con 47 puntos de ventaja sobre su compañero de equipo Tom Sykes y con 98 sobre Chaz Davies.

La próxima fecha del World Superbike será dentro de 2 semanas en el circuito francés de Magny-Cours.