Luego del excelente resultado de Tatiana en su regreso al Euroformula Open donde consiguió subir al podio, la colombiana se prepara para afrontar las difíciles condiciones que acompañarán al próximo Gran Premio de Malasia que se disputará el próximo fin de semana.

Durante las últimas semanas la piloto colombiana ha seguido un exigente programa de preparación física para aclimatarse a las altas temperaturas y humedad características de la región.

El programa ha consistido principalmente en sesiones de entrenamiento cardiovascular, bicicleta ó corriendo en cámaras de alta temperatura para simular las condiciones que afrontará durante las carreras de este competitivo circuito.

Dentro del programa se incluyen ejercicios de reacción con el fin de estimular los reflejos en condiciones de alto esfuerzo. Además de la preparación física, Tatiana ha practicado en el simulador de su equipo Arden donde ha trabajado sobre el trazado de 5.5 kilómetros, 15 curvas y largas rectas, que por primera vez visitará la GP3 desde la creación del campeonato.

Es un circuito desafiante tanto por la exigencia física como por su parte técnica con curvas largas en las que hay una importante carga de apoyo. También cuenta con varios cambios de nivel y se estima una velocidad aproximada de 270 kilómetros por hora al final de recta.

Declaraciones Tatiana Calderón: “Siento que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que corrimos en la GP3 en Monza, pero he aprovechado el tiempo para entrenar fuertemente. Me he concentrado en entrenar en cámaras de calor para aclimatarme a las altas temperaturas que nos esperan. Será la primera vez para la mayoría de pilotos y equipos en Sepang así que creo que tendremos un fin de semana muy entretenido. El circuito se ve espectacular y creo que será una prueba física muy exigente por el calor y la humedad en Malasia por lo que creo que la preparación previa hará una gran diferencia. Ahora estoy lista para poner todo en práctica, vamos con todo.”