Daniel y Mauricio Pereira, a la par de sus competencias en rally dentro y fuera del país, son algunos de los pilotos colombianos que demuestran que las acciones de cambio comienzan en cada uno de nosotros. Esta es la historia de su contacto con La Guajira.

“⁠⁠⁠Hace dos años por cuestiones de trabajo, tuvimos la oportunidad de ir a la Guajira y recorrer varias de sus poblaciones, incluyendo Punta Gallinas, un verdadero paraíso natural enlodado por la desidia, el abandono y total desinterés. Sin embargo, este no fue un viaje más.  La pobreza, el hambre y la injusticia nos llegaron tan hondo que decidimos regresar”

Así comienza su relato Daniel Pereira, piloto colombiano ganador de múltiples competencias de rally, camper cross y rallycross, quien junto con su hermano Mauricio han sido gestores de muchas de las actividades relacionadas con la disciplina del rally en el país. Y desde hace 2 años, han iniciado acciones para impulsar una mejor calidad de vida para algunos de los pobladores de Uribia, en la alta Guajira.

Y fue así como, gracias al contacto de varios de sus amigos y familiares, iniciaron desde entonces una capaña para recaudar alimentos, insumos y medicinas para poder aportar y entregar a los habitantes de la zona.

Durante este 2016 la misión fue más desafiante por cuenta del Huracán Matthew, que durante los meses de septiembre y octubre afectó seriamente a la región caribe de Colombia. Esto puso un desafío más a las intenciones de los Pereira, quienes no dejaron de lado su meta.

“La fuerza del huracán Matthew borró los caminos que desde la capital de La Guajira  nos llevarían hasta nuestro destino, pero como ángeles del cielo, los integrantes de la Armada Nacional ofrecieron su ayuda para trasladarnos por lancha y llegar sin novedad al punto más extremo de esta tierra árida, desolada y abandonada.  Allí cerca de 180 personas, entre niños, mujeres, hombres y ancianos nos esperaban desde las siete de la mañana después de atravesar caminando el desierto, para recibir atención médica”

“Desde la ciudad de Armenia el Dr. Carlos Muñoz, sin ningún reparo se sumó a esta jornada durante la que atendió a 161 personas, detectando neumonías, desnutrición crónica, infecciones gastrointestinales, deshidratación, fuertes dolores musculares y embarazos adolescentes. Más de 80 niños fueron desparasitados y dotados con la medicina, el suero y las vitaminas que requerían de inmediato, al igual que sus padres y abuelos.”

Y es que parte de la situación se ha visto impactada recientemente por las situaciones políticas y económicas que han afectado los recursos de la región. Para los Pereira, el mensaje es claro y contundente hacia todos los colombianos:

“La población Wayú no se va a exterminar por una supuesta entrada del progreso. Se va a acabar por la corrupción, por la indiferencia, por el egoísmo y el orgullo de quienes solo se acuerdan de nuestros indígenas cuando los ven expuestos en revistas que promocionan la belleza de Colombia.”

A inicios del mes de Noviembre, Daniel y Mauricio nuevamente se embarcaron en esta aventura, buscando llevar más provisiones a la región. Aunque no será suficiente para contrarrestar la difícil situación pública, es una acción de cambio que debe fomentar el ejemplo y que demuestra que los pilotos colombianos buscan dar ejemplo a todo el país.

Casos como este se suman a otros que ya hemos reseñado en el pasado: las actividades de reforestación del caleño Gustavo Yacamán con su Fundación Admira La Vida o la iniciativa de apoyo de Juan Pablo Montoya y su esposa Connie a través de la Fundación Fórmula Sonrisas, son otros casos de muchos que, día a día, van sumando y apostando a un mejor país.

La labor apenas comienza.