El piloto catarí, favorito para ganar en Dakar 2017 en la categoría de Autos, tuvo un fuerte problema en camino a completar la tercera etapa que lo llevó al retiro.

Las opciones de título para Nasser Al-Attiyah se perdieron del todo este miércoles en el recorrido de la tercera etapa del Dakar, entre las poblaciones argentinas de Tucumán y Jujuy. Su camioneta Toyota Hilux ha sufrido un fuerte daño en la suspensión, producto de los baches y condiciones difíciles del ascenso hacia la meta del día.

El catarí quedó ubicado en la casilla 25, a 2h14m58s de Sebastien Loeb, líder de la general.

Es el segundo percance de importancia que ha tenido Al-Attiyah  en este Dakar, pues en el enlace de la priemra etapa su Toyota de incendió y tuvo que llegar remolcado.

Durante la mañana, en la salida del Dakar hacia Tupiza (Bolivia), el equipo Toyota Gazoo Racing confirmó el retiro del corredor catarí, debido a que fue imposible reparar adecuadamente la Hilux para retomar el camino.