Foto: FIA WRC / @World

El campeón en nuevo equipo, nuevas reglas, nuevas marcas a bordo. Todos los cambios más importantes en este especial previo.

Este fin de semana se lleva a cabo el primer rally oficial del campeonato del mundo FIA WRC, el Rally de Montecarlo. Las frías carreteras monegascas y francesas, tradicional punto de partida de la temporada, serán escenario de muchos cambios en el campeonato.

Nuevos autos, más potencia

Con un motor de 1600cc de inyección directa, los nuevos World Rally Cars llevarán la potencia hasta los 380CV. Además contarán con nuevos parachoques más grandes, alerones y apoyos aerodinámicos quen permiten tener mayor agarre en las curvas.

Esto, sin duda, llevará a mayores velocidades, pero a su vez el campeonato asegura que la seguridad para piloto y navegante aumentó a bordo del auto.

Volkswagen afuera

La casa que dominó por años el campeonato mundial dejó los toldos del WRC luego de obtener la corona de 2016 con el francés Sebastien Ogier. El Polo WRX, ganador de los últimso 3 rallies en Montecarlo no estará en la grilla como equipo oficial este año.

Ogier se estrena en M-Sport

Y es que esa salida sorpresiva de la casa alemana obligó a Ogier a cambiar de equipo. El francés ahora es el piloto punta del equipo privado de Malcolm Wilson, una verdadera personalidad en el paddock del WRC.

A bordo de un Ford Fiesta RS, Ogier sale a ganar, aunque considera que le faltó tiempo de adaptación al auto:

“Es una nueva temporada en todos los sentidos de la palabra: una nueva era, un nuevo coche y un nuevo equipo. Tuvimos dos días de pruebas en condiciones típicas del ‘Monte’ la semana pasada y todos sabemos que el secreto para hacerlo bien en este rallye es acertar con la elección de neumáticos, anticipando las condiciones y juzgando los niveles de agarre. Si podemos hacer todo eso mientras continuamos creciendo como equipo, entonces creo que podríamos estar en una buena posición”

Ott Tänak y Elfyn Evans serán los compañeros de equipo de Ogier.

Toyota y Citröen regresan

Toyota, el fabricante de automóviles más grande del mundo, regresa al WRC después de 17 años de ausencia. El gigante japonés se une al múltiple campeón Citroën, que está de vuelta después de un año sabático.

Si sumamos a Ford, bajo el paraguas del equipo británico M-Sport, y Hyundai, subcampeón de pilotos y marcas en 2016, se completa una línea de grandes equipos.

Finlandia llena los asientos de Toyota

Toyota ha optado por una alineación totalmente finlandesa con Jari-Matti Latvala, Juho Hänninen y Esapekka Lappi, mientras que Citroën ha elegido a los jóvenes de Craig Breen y Stéphane Lefebvre para unirse al piloto principal Kris Meeke.

El calendario

Aparte de Montecarlo, tradicional fecha de apertura del campeonato, han sido pocos los cambios de las carreras de este año. Serán las mismas 13 fechas que en 2016, pero el Rally de Córcega (Francia) pasa a disputarse en septiembre. Australia, nuevamente, será la fecha de cierre.