Foto: Indycar Media

Luego de dos jornadas de pruebas en el óvalo de Phoenix, el colombiano Carlos Muñoz ha asegurado que el desarrollo del carro va por buen camino.

El Phoenix Raceway fue la sede del primer testg oficial de la pretemporada 2017 de la Indycar Series, donde un total de 22 pilotos estuvieron en pista girando y adaptándose a los nuevos desafíos mecánicos y aerodinámicos que trae este año.

Entre ellos estuvo presente el colombiano Carlos Muñoz, único piloto nacional y latinoamericano en la categoría a tiempo completo. A bordo de su Chevy #14 del equipo AJ Foyt Racing, fueron dos días bastante productivos para Muñoz y su escuadra.

Durante las cuatro sesiones de prácticas -2 el viernes y 2 el sábado- el bogotano realizó un total de 178 giros, quedando con un mejor tiempo de 19,684 segundos, a poco más de 6 décimas de segundo de JR Hildebrand, el más rápido de los tests. (Consulta aquí los resultadoa completos de las pruebas).

“Pienso que hemos mejorado el auto bastante con respecto a la primera jornada [viernes], especialmente en lo que tiene que ver con su balance. Tenemos más trabajo por hacer pero nos estamos acercando a donde queremos estar” comentó Muñoz.

Y, aunque él ha sido un piloto siempre de Chevy en su período en la Indycar -desde 2013-, para el AJ Foyt Racing es un cambio importante luego de pasar muchas temporadas manejando con propulsores Honda. Por ello, Muñoz reconoce los avances de su equipo de mecánicos e ingenieros con la nueva planta motriz:

“Ha sido nuestra primera vez con este kit aerodinámico así que es una curva de aprendizaje. Me siendo feliz con las ganancias que obtuvimos de un día al otro” concluyó el colombiano.

La primera carrera de la temporada será el 12 de marzo en el circuito de St. Petersburg, Florida.