Foto: Art Fleischmann / IMSA

El colombiano realizó una prueba como invitado a bordo del Ferrari 488 de Risi Competizione, previo a las 12 Horas de Sebring.

La sorpresiva prueba de Juan Pablo Montoya a bordo del Ferrari 488 GT Le Mans se dio este viernes en el circuito de Sebring, Florida, que será sede de las 12 Horas de Sebring el próximo mes de marzo.

Aunque fue una prueba de invitación como fue reportado hace unos días, Montoya reconoció que hay desafíos en la conducción de estos autos, y más en un circuito con tantas ondulaciones como este.

“Nunca antes había manejado en la pista grande [de Sebring]. Tiene bastantes baches” comentó el piloto colombiano, haciendo referencia al circuito más amplio de Sebring.

Respecto al auto, comentó:

“Es divertido, es diferente. Solamente di ocho vueltas y voy a intentar dar algunas más después. Los prototipos se manejan más como un coche de tipo fórmula. Esto es muy diferente. Se mueven mucho, es bastante impredecible”.

“Es fácil equivocarse. Entras a una curva y dices ‘sí gira’ y a la siguiente vuelta no lo hace y luego sí lo hace otra de nuevo. Es difícil ser consistente”.

Respecto a si le gustaría manejar este Ferrari en competencia, el piloto bogotano no lo descartó:

“Si me dejan, sí. Pero no sé si me dejarían”.

Para las 12 Horas de Sebring, no obstante, ya se sabe que el equipo Risi confirmó a Giancarlo Fisichella y Toni Vilander, sus pilotos titulares, junto con James Calado.

Hasta el momento, Montoya solamente tiene dos carreras confirmadas en el año de manera oficial. Una de ellas será la Indy 500 el 28 de mayo, y se espera que corra posiblemente el GP de Indianápolis en el circuito dos semanas antes. Ambas carreras serán con el equipo Penske.