Foto: Scuderia Ferrari

En la segunda jornada de pruebas de la Fórmula 1 en Barcelona, el equipo Ferrari ha superado a sus competidores pero Mercedes AMG esta justo ahí.

Con un total de 108 vueltas, el finlandés Kimi Raikkonen finalizó la sesión como el piloto más rápido, con un tiempo de 1:20.960, marcando la primera jornada en la que el equipo italiano se sube a lo más alto de la tabla de tiempos.

Segundo, y a menos de 23 milésimas, se ubicó Lewis Hamilton (1:20.983), quien sigue demostrando que está sacando el máximo provecho de su nuevo Mercedes W08. Además, con 66 vueltas completadas, más las 102 de Valtteri Bottas, se confirma que el auto alemán es supremamente confiable.

Max Verstappen fue tercero en el estreno oficial con su Red Bull, seguido por Kevin Magnussen, quien ha puesto al Haas F1 en la cuarta ubicación y como el auto con la mayor velocidad punta del día, 326.2 km/h. Ambos quedaron a más de 1,2 segundos de Raikkonen.

Esteban Ocon fue quinto, también marcando su primera jornada oficial en pista con el auto Force India. Daniil Kvyat giró un total de 68 vueltas y dejó al Toro Rosso en la sexta posición.

Fue una jornada difícil para Williams, equipo que solo pudo dar 12 vueltas con Lance Stroll, cuando éste perdió el control de su auto en la rápida curva 9, durante la sesión matutina. Esto los llevó a tener que terminar el día temprano.

Para McLaren nuevamente fue una jornada de ensayo y error. Con apenas 40 giros, Stoffel Vandoorne tuvo que sacrificar tiempo valioso mientras que los ingleses validaban los ajustes a los motores Honda que en el primer día reportaron problemas de fuga de aceite.

Las actividades de los entrenamientos continuarán este miércoles, con otras dos sesiones de pruebas, de 4 horas cada una.