Foto: archivo Baja Inka

El Pereira Racing y el MS2 Team Colombia llevarán la bandera tricolor en el Baja Inka, evento de rally tipo Dakar en Perú.

Entre el 31 de marzo y el 2 de abril se lkevará a cabo la Baja Inka 2017, una de las competencias de rally cross-country más importantes del continente, y parte de las carreras clasificatorias rumbo al Rally Dakar 2018. Y como parte de los equipos que tomarán la partida, están el Pereira Racing y el MS2 Team Colombia.

El equipo MS2 Team Colombia, con Mauricio Salazar Velásquez y Mauricio Salazar Sierra, regresa a la competencia del rally internacional con el objetivo de seguir impulsando las obras sociales de la Fundación Alejandra Vélez Mejía, entidad que trabaja por los niños y niñas con cáncer.

“Para nosotros es una aventura llena de retos que nos permitirá seguir conociendo el desierto suramericano. El año pasado participamos en esta misma carrera convirtiéndonos en el primer equipo colombiano que logra un podio en dicha competencia superando a varios equipos peruanos. Este año la meta es poder terminarlo pues sabemos las dificultades del desierto, y de ser posible poder estar en el podium”señaló Mauricio Salazar Velasquez.

El equipo MS2 llevará su camioneta Toyota, con la cual lograron la meta del Rally Dakar 2016 en su primera participación.

Por su parte, el Pereira Racing lleva a su piloto titular, Daniel Pereira, junto con Federico Mosquera como navegante, poniendo en pista al Montero Mitusbishi preparado por el propio equipo, como parte de su entrenamiento para el Dakar 2018, en un proyecto deportivo que viene siendo organizado desde hace más de un año.

La apuesta del Pereira Racing es lograr un podium para impulsar su llegada a la grilla del Dakar 2018, luego de no haber podido llegar a los recursos económicos necesarios para disputarlo este año. Siendo una iniciativa propia, con un auto colombiano y desarrollado ‘en casa’, las posibiliades de llegar a la meta son altas:

“Vamos a ir en el carro Federico y yo, a competir. Vamos 6 personas, la asistencia seremos nosotros mismos, vamos a ver cómo nos va” comentó brevemente daniel Pereira.

El Baja Inka se disputa en terreno del desierto peruano, y debido a sus dificultades por navegación y el agreste terreno peruano, forma parte de las carreras que ASO tiene en cuenta para acreditar una participación en el Rally Dakar.