El británico se impuso con comodidad en el Gran Premio de China en el circuito de Shanghai.

Lewis Hamilton ganó un Gran Premio de China muy igualado, en condiciones cambiantes de mojado a seco para igualar a puntos con Sebastian Vettel, quien terminó segundo, mientras Max Verstappen superó a Daniel Ricciardo para subir al último escalón del podio.

Hamilton lideró de principio a fin, gestionando una salida perfecta en mojado, un Coche de Seguridad Virtual, y un Coche de Seguridad para adjudicarse su quinta victoria en Shanghai.

Vettel fue el único piloto de los de adelante en entrar a boxes con el VSC, y tuvo que recuperar el tiempo perdido con varios adelantamientos de mucho nivel con su Ferrari.

Ricciardo presionó a su compañero de equipo en Red Bull Verstappen en los últimos compases de la carrera, pero el piloto holandés supo mantenerse tranquilo y acabó tercero.

Räikkönen terminó quinto, tras quejarse de pérdida de potencia en diversas fases de la carrera, mientras Bottas tuvo que conformarse con la sexta posición

McLaren-Honda sufrió una carrera complicada cuando Fernando Alonso – que durante una parte de la carrera estuvo en sexta posición y Stoffel Vandoorne se tuvieron que retirar con problemas mecánicos.

Daniil Kvyat fue el otro piloto que no terminó la carrera cuando su Toro Rosso se quedó sin potencia.

La tercera fecha del campeonato será en Bahrein el próximo fin de semana.