Foto: Indycar Media / David Yowe

En el tercer día de entrenamientos para las 500 Millas de Indianápolis hubo poca acción en pista. Carlos Muñoz fue el único colombiano que salió a girar con alguna regularidad.

El viento fue el verdadero protagonista el miércoles en Indianápolis, con ráfagas de más de 13km/h, algo que llevó a muchos equipos a abortar por completo el día de prácticas rumbo a la Indy 500.

Solamente 21 de los 33 pilotos salieron a girar en el día, y 7 de ellos no lo hicieron a velocidad plena. El mejor del día fue Ed Carpenter, quien tuvo un mejor registro de 222.894mph, bastante menor con respecto a los dos días anteriores, algo que da cuenta de los riesgos del viento en este óvalo.

Carlos Muñoz, con una mejor vuelta de 218.840mph, fue el único nacional que dio vueltas durante toda la sesión, finalizando en la séptima posición.

“Fue un día algo extraño. No hubo mucha actividad en pista. Simplemente intentamos algunas configuraciones diferentes para lo que viene en los próximos días. No aprendimos mucho, la verdad. Veremos si el clima nos ayuda este jueves. El viento ha sido un problema para el auto. Solo espero que haya un clima mejor este jueves para que podamos ajustar el auto”.

Ninguno de los autos del equipo Penske -entre los que está el de Juan Pablo Montoya- salió a practicar formalmente. Solo Josef Newgarden dio 2 vueltas de instalación. Así mismo Gabby Cháves y Sebastián Saavedra se quedaron dentro de los garajes durante toda la jornada.