Foto: prensa oficial

El bogotano quedó por fuera de la final de la segunda fecha debido a un choque que daño la dirección del auto.

En las competencias iniciales Fernández tuvo un buen desempeño y las condiciones estaban dadas para una buena presentación, sin embargo la mala suerte sería el talón de aquiles del colombiano, quien en clasificatorias no logró realizar todos los giros debido a una bandera roja, por lo que se dieron por finalizadas dichas sesiones antes de tiempo.

En cuanto a los heats eliminatorios, Alejandro consiguió un tercer lugar el primer heat mientras que Gustavo Yacamán logró la cuarta ubicación. En la segunda manga de heats Fernández fue segundo y Yacamán tercero. A su vez en el calentamiento del domingo (Warmup) los dos colombianos lograron estar dentro de los cinco pilotos más rápidos en la pista.

Lastimosamente, la carrera se vio comprometida en la semifinal B, durante una fuerte disputa “cuerpo a cuerpo” por la tercera posición entre Cole Keatts, Colin Braun y Fernández. Las difíciles condiciones del sector de tierra hicieron inmanejables los autos y más propicios los contactos.

Fue precisamente un fuerte choque de Colin Braun por el costado derecho del auto lo que puso en duda la continuidad de Alejandro en la pista, la dirección del auto del bogotano se vio seriamente comprometida por lo que tuvo que abandonar la carrera.

“Estábamos peleando por la posición y entrando en la quinta curva, nos enredamos con Keatts y Braun. Keatts se metió por dentro y me sacó hacia el costado izquierdo de la pista, cuando intente retomar la línea Braun chocó contra el costado derecho del auto y rompió la dirección. Fue en la tierra así que no teníamos tanto control. La mala suerte volvió a jugar”, expresó Alejandro Fernández sobre el accidente que condicionó su competencia.

La próxima cita del campeonato será el 3 y 4 de junio en el Thompson Speedway Motorsports Park en Connecticut. Será un evento donde se disputarán el doble de punto, por tratarse de un evento “double header”.