Foto: Indycar Media

El español Fernando Alonso dio muestra de su gran talento al manejar con confianza y en ataque durante toda la Indy 500. Una falla de motor lo obligó a abandonar.

Una rotura terminal en el motor Honda de su auto #29 -algo que rememora sus etapas en la Fórmula 1- acabó con la aventura de Fernando Alonso en la edición número 101 de las 500 Millas de Indianáoplis.

Pero el balance del asturiano ha sido bueno, pues más allá del resultado quedó una gran travesía desde Europa, para conocer la gran carrera de la Indycar Series. Así se refirió Alonso de manera general a su experiencia en las ‘500’:

“Obviamente es decepcionante no terminar la carrera porque cada carrera que compites, quieres estar en la bandera a cuadros, pero hoy eso no fue posible.

“Las dos últimas semanas han sido una gran experiencia, vine aquí básicamente para probarme y desafiarme a mí mismo, sé que puedo ser tan rápido como cualquiera en un coche de F1, no sabía si podía ser tan rápido como Cualquier persona en un IndyCar.

“Fue agradable tener este sentimiento competitivo – incluso liderando el Indy 500. Estaba pasando, viendo la torre, y veía el 29 en la parte superior de la misma.Estaba pensando en ese momento si Zak o alguien del equipo estaba tomando una foto , Porque quiero esa foto en casa!

Lee también: Takuma Sato entra en la historia de la Indy 500

“Gracias a IndyCar, gracias a Indianapolis, y gracias a los aficionados, me sentí en casa, no soy estadounidense, pero me sentí muy orgulloso de correr aquí.

“Finalmente, felicitaciones a Sato San ya Andretti, hemos estado compartiendo las últimas dos semanas y Takuma ha sido de mucha ayuda en venir de F1, estoy muy contento por el resultado final”.