La escudería Porsche, con el auto número 2, obtuvo su tercer triunfo consecutivo en las 24 Horas de Le Mans.

El auto alemán, pilotado por los neozelandeses Brendon Hartley y Earl Bamber y el alemán Timo Bernhard, consiguió este domingo su decimonovena victoria en Le Mans tras el naufragio de Toyota, que acabó con un solo coche y lejos del podio.

El Porsche #2 parecía haberse quedado sin opciones por una avería antes de las tres primeras horas y media de carrera, pero fue remontando posiciones hasta alcanzar la cabeza cuando quedaban 67 minutos para el banderazo, tras adelantar al menos potente Oreca 07-Gibson número 38 del chino Ho-Pin Tung, el francés Thomas Laurent y el británico Oliver Jarvis.

Por detrás del Porsche vencedor, dos coches de la categoría LMP2 subieron al podio por primera vez en la historia de la prueba. En el segundo puesto, a dos vueltas, terminó el Oreca-Gibson #38 del actor Jackie Chan, dueño del equipo DC Racing (con Laurent Tung y Jarvis al volante), quienes lideraron la carrera en su clase durante más de dos horas.

https://twitter.com/FIAWEC/status/876425422711529472

En el tercer puesto, a cuatro vueltas, el Oreca-Gibson #13 de la escudería Vaillante Rebellion con Piquet, Heinemer y Beche al mando.

El desastre de Toyota, con dos abandonos y el tercer auto lejos de la punta, y la retirada del Porsche Hybrid #1 cuando era líder le ofreció de nuevo la oportunidad de ganar, ya que tenía por delante y como líder al Oreca #38, un prototipo mucho menos potente al que adelantó cuando quedaba una hora y siete minutos para el final, para situarse como líder, ya con carácter definitivo.

Porsche ha ganado las tres últimas ediciones de esta legendaria carrera de resistencia, en tanto que Toyota, que parecía lanzado hacia su primer triunfo con ‘pole’ y récord, se quedó sin opciones, con dos de sus TS050-Hybrid, ente ellos el que lideró la carrera durante más de nueve horas, retirados y el tercero con 27 vueltas perdidas.