El reconocido actor, dueño del equipo DC Racing de la categoría LMP2, logró una hazaña al liderar y finalizar en el podium de la general de las 24 Horas de Le Mans.

Si bien es cierto que los fallos de varios de los autos LMP1 impulsaron a los prototipos de la clase LMP2 al frente, también es justo reconocer el trabajo preciso y sin errores que hizo el equipo #38 durante toda la carrera, lo que lo llevó a liderar, contra todos los pronósticos, la general cuando se aproximaban a la última hora de competencia.

Sin embargo, el ritmo demoledor del Porsche 919 Hybrid #2, de la clase LMP1 y mucho más potente, no le permitió llegar como vencedor de la general pero sí apuntarse su primera victoria de categoría en el mítico templo del endurance mundial.

A través de un teléfono, en videoconferencia, Jackie Chan estuvo presente en el podium, gracias a uno de sus pilotos, David Cheng. Posteriormente, el actor oriundo de Hong Kong escribió a través de sus redes sociales:

“¡Qué emocionante! Es exactamente como cuando recibí un Oscar. Lo he estado viendo en vídeo, lamento no poder estar allí, pero, de todas formas, no importa, ¡hemos ganado! Ahora, tenemos que seguir trabajando duro para el próximo año, y los siguientes”

“Felicidades a mi equipo de carreras de Le Mans! ¡Acabo de recibir noticias de que ganaron la segunda posición en las 24 horas de Le Mans! Esta es la primera vez en la historia que un equipo chino ha ganado la segunda plaza en Le Mans. Dos de nuestros equipos ocuparon el primer y segundo lugar. Qué momento para recordar, creando historia con los mejores resultados posibles. ¡Ustedes son mis heroes!”

Dos días después, durante las revisiones técnicas post-carrera, se identificó que el prototipo Rebellion #13 tuvo irregularidades en su carrocería, yendo en contra del reglamento, y quedando descalificado. Esto llevó al segundo auto de Chan, el #37, a la tercera plaza de la general. Sus dos autos quedaron en el podium.