Bajo la guía de su papá Juan Pablo, Sebastián Montoya realizó su primera participación en el kartismo europeo con cosas destacables y también para mejorar.

El programa de kartismo de Sebastián Montoya, que para este año ha sido la prioridad número uno de su papá y piloto aún activo, Juan Pablo Montoya, comenzó con los grandes retos durante su primera experiencia en Europa, en el circuito Fernando Alonso de Asturias, España.

El joven colombiano, quien conduce para el Team Birel, disputó esta fecha del European Karting Series y fue mejorando durante el fin de semana y se ubicó dentro del top-20 en la mayor parte de los tres heats de carreras, y estuvo cerca de clasificar a la manga final de no ser por un accidente en la arrancada del segundo heat que lo relegó hasta la plaza 22.

Sobre esta experiencia, habló Sebastián:

“Al principio fue dificil porque no conocía las llantas ni el motor, y el chasís fue un poco diferente. Estuvimos mejorando todo el fin de semana. En clasificación no estábamos muy rapidos y no lo estaba haciendo muy bien, pero para los heats estuve bien. Si en el segundo  heat no nos hubiesen estrellado, creo que hubiéramos clasificado a la final”.

“Tengo que mejorar con la consistencia y manejar un poco más duro, pero ahí vamos mejorando.”

También hubo comentarios de parte de Juan Pablo Montoya, quien conoce de primera mano el nivel europeo del kartismo y lo que significa llegar como novato a estas categorías:

“Él obviamente quería más y esperaba más, pero yo sí se lo dije de entrada que iba a ser muy díficil. Es complicado porque siendo la primera carrera decidimos venir sin entrenar, no conociamos la pista, ni los motores, ni las llantas, ni la categoría ni nada pero me pareció que la mejor manera era venir sin expectativas. Hubo momentos buenos y malos, se cometieron errores y se hicieron cosas bien pero en general yo creo que fue un buen primer paso”.