El piloto holandés Tom Coronel tuvo un absurdo incidente durante la clasificación del WTCC en Portugal.