Desde hace dos décadas un lote en el norte del Valle de Aburrá suena como el espacio con mayor potencial de convertirse en el autódromo que Antioquia ha soñado siempre. Las opciones crecieron este 29 de junio de 2017 cuando la Gobernación de Antioquia levantó una restricción que existía sobre este predio, permitiéndole planear en un proyecto que incluiría una pista de carreras. La Corporación Ecoparmo y todos los pilotos antioqueños celebran esta decisión.

En 1997 Hernán Cuartas, actual presidente de la Corporación Ecoparmo, presentó a los dueños de este lote una propuesta para construir allí un parque de deportes a motor, que también beneficiaría a muchas otros deportes. Durante 40 años el predio está desocupado a la espera de que se levantaran las restricciones sobre este que decían que sólo se podía usar para fines recreativos. El 29 de junio de 2017 gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez y Juan Fernando Martínez López, gerente seccional del ICA para Antioquia, firmaron “ante la Notaría Primera de Bello un documento que levanta la restricción que había sobre el terreno y hace posible emprender importantes obras de beneficio común”, como lo comunicó hoy su oficina de prensa. El objetivo es planear en él un grupo de obras, incluyendo un autódromo.

En meses pasados el Comité Olímpico Colombiano reunió a los presidentes de las tres federaciones colombianas de deportes a motor, Hernán Porras (Fecad), Víctor Mauricio Shattah Monroy (Fedekart) y José Andrés Moreno Estrada (Fedemoto), además de representantes del Área Metropolitana del Valle de Aburrá e Indeportes Antioquia, uno de los objetivos era empezar a pensar en la propuesta para este espacio. Este es el lote, una imagen aérea tomada en junio de 2016:

Bello, Parque Tulio Ospina

Desde ahora los dueños del predio son la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, estas entidades adelantarán “estudios de prefactibilidad, la posibilidad de trasladar allí la Fábrica de Licores de Antioquia”, acompañada de las instalaciones deportivas.

El terreno contempla 90 hectáreas, de ellas 24 se destinaron a algunas construcciones, pero el resto del lugar no tenía una destinación definida. Los corredores paisas quedan a la espera de que la Gobernación de Antioquia declare cuál será la destinación específica de este lote y cómo se podría incluir dentro de él el proyecto del autódromo. Así aumenta la fuerza de la propuesta de autódromo de Ecoparmo. Así empieza a parecer realidad lo que los deportes a motor del departamento han soñado siempre: un hogar.