Sebastian Vettel ha admitido toda la responsabilidad por el incidente con Lewis Hamilton en el Gran Premio de Azerbaiyán, y la FIA ha decidido no emprender nuevas acciones.

Luego de lo ocurrido en un reinicio del GP de Azerbaiyán, donde Vettel y Hamilton chocaron cuando el alemán sintió que el británico había frenado “a propósito”, lo que lo llevó a Vettel de gesticular, y situarse al lado del Mercedes y chocar con las ruedas.

Vettel recibió un stop/go de 10 segundos y terminó cuarto, por delante de Hamilton, quien perdió tiempo al tener que entrar a boxes para sustituir el reposacabezas que se había soltado.

La FIA decidió volver a revisar el caso, y por ello Vettel asistió a una reunión este lunes en la sede de la FIA en París, junto con el jefe de equipo de Ferrari Maurizio Arrivabene.

Vettel, que celebraba su cumpleaños número 30, admitió “toda la responsabilidad” y pidió “disculpas sinceras”, y la FIA decidió no emprender nuevas acciones.

“Tras un análisis detallado y nuevas comprobaciones del vídeo y de los datos relacionados con el incidente, Sebastian Vettel admitió toda la responsabilidad. Vettel ofreció sus más sinceras disculpas a la FIA y a la familia del motorsport al completo” indicó la FIA en un comunicado.

“También se comprometió a destinar tiempo personal durante los próximos 12 meses a realizar actividades educativas en diversos campeonatos y eventos de la FIA.”

“A la luz de estos acontecimientos, el Presidente de la FIA Jean Todt decidió que en esta ocasión el asunto se debería cerrar.”

No obstante, la Federación envío una advertencia para los casos donde se repita esta situación:

“El Presidente de la FIA Jean Todt dejó claro que en el caso de que se repita ese comportamiento, el asunto se derivaría inmediatamente al Tribunal Internacional de la FIA para nuevas investigaciones.”

Vettel, por lo tanto, mantendrá la ventaja de 14 puntos sobre Hamilton en la clasificación del campeonato antes del Gran Premio de Austria de este fin de semana en el Red Bull Ring.