El piloto italiano considera que aún tiene posibilidades de disputar la corona del campeonato mundial de MotoGP, aún a pesar de estar, en este momento, un paso por debajo de Ducati y Honda.

Tras finalizar quinto en el Gran Premio de Alemania de MotoGP, Valentino Rossi no pierde la esperanza en ser candidato al título. Tras haber tenido un buen comienzo de temporada, y haber ganado por primera vez en el año en Assen, Rossi tuvo que trabajar duro en el Sachsenring para obtener puntos, tras hacerse evidente que las motos oficiales de Yamaha estuvieron por debajo del nivel de las Honda oficiales y de las Yamaha satelite del equipo Tech 3.

Sin embargo, el italiano considera que sus chances siguen vigentess, y que el receso del verano será clave para desarrollar y mejorar la moto de cara a la segunda mitad del campeonato:

“Ha sido un fin de semana complicado. Hemos sufrido mucho, como ya ha sucedido en otras pistas esta temporada. Afortunadamente hemos podido mejorar en la carrera y no ha sido tan difícil. He encontrado un buen ritmo al comienzo y he conseguido mantenerme hasta el final.”

“Estoy feliz de haber remontado posiciones hasta colocarme cerca del podio. El 5.º puesto es bueno, sobre todo desde el punto de vista del campeonato. Estoy sólo a 10 puntos del liderato y creo que la lucha está abierta. Ahora me tomaré dos semanas de relax cargando pilas”.