Conoce las cinco vueltas de clasificación más cortas en la historia de la Fórmula 1.

En los 67 años de historia del campeonato del mundo de Fórmula 1 se ha buscado siempre mejorar la velocidad y superar los tiempos año tras año. Pero estas cinco vueltas, tal vez, sean irrepetibles, en una época actual donde los circuitos son mucho más trabados, y los autos no tienen la ‘libertad’ de los modelos de los años 70 y 80.

Conoce a continuación las cinco vueltas más rápidas -en cuanto a tiempo cronometrado- de la historia del mundial.

5. Jacy Ickx – Watkins Glen 1970

En el Gran Premio de Estados Unidos de 1970, el piloto belga Jacky Ickx llevó su Ferrari 312B a la pole position en Watkins Glen con un mejor tiempo de 1:03.070.

Este era el auto de Ickx, una verdadera joya de la Fórmula 1.

4. Nigel Mansell – Kyalami 1985

Con un tiempo de 1:02.366, Nigel Mansell obtuvo la pole position del Gran Premio de Sudáfrica de 1985, a bordo del poderosísimo Williams Honda FW10.

Al día siguiente ‘el león’ se llevó la victoria en Sudáfrica.

3. Patrick Tambay – Dijon 1984

Uno de los pilotos insignia de Renault en su era turbo, el francés Patrick Tambay, se quedó con el mejor tiempo en la clasificación para el Gran Premio de Francia de 1984 realizado en el Circuito de Dijon-Prenois.

Su tiempo fue de 1:02.200, a bordo del Renault Turbo RE50. Aquí puedes ver una vuelta a bordo en el circuito de Imola.

2. Alain Prost – Dijon 1982

En el mismo circuito francés, otro héroe local también puso al Renault Turbo en lo más alto para el GP de 1982. Prost paró los relojes en 1:01.380 a bordo de su Renault RE30B.

Aquí una vuelta a bordo de este auto en Mónaco.

1. Niki Lauda – Dijon 1974

En su primer año con Ferrari, la leyenda austriaca Andreas Nikolaus ‘Niki’ Lauda hizo lo imposible: girar en clasificación de Fórmula 1 por debajo del minuto. Su tiempo fue de 58,79 segundos.

La vuelta más corta en la historia de la F1 la realizó Lauda a bordo del Ferrari 312B3, en la clasificación del Gran Premio de Francia de 1974. Así sonaba este auto histórico del ‘cavallino rampante’.