El piloto británico del equipo DS Virgin  se quedó con las dos victorias de la FIA Fórmula E en el debut del ePrix de Nueva York.

Sam Bird se convirtió en el primer piloto en ganar una carrera internacional en Nueva York, con una magnífica actuación en el ePrix de Nueva York.

El piloto del equipo DS Virgin Racing tuvo que trabajar duro para ganar en los dos días. El sábado, su compañero Alex Lynn anotó una gran pole position en su debut, y él junto a Daniel Abt fueron duros rivales para Bird, aunque una vez estuvo adelante no tuvo competencia.

El domingo, Bird se puso en la pole, pero en la arrancada fue superado por el Mahindra de Felix Rosenqvist, y el sueco se mantuvo en la delantera durante las primeras etapas. Bird dio una clase maestra de adelantamiento, ejecutando un movimiento perfectamente juzgado al frenar para la horquilla. Una vez por delante, simplemente se alejó del resto de la grilla. Ni siquiera una bandera amarilla -cuando su compañero Lynn se detuvo en la pista- pudo disuadirlo.

“¡Qué fin de semana no sólo para mí sino para el equipo!” Exclamó Bird. “Qué auto me dieron este fin de semana, volando en calificación, la gestión de la energía sensacional en la carrera. Impecable trabajo del DS Virgin Racing al darme el mejor auto que he tenido. Se siente increíble ganar aquí – este fue un fin de semana histórico, no sólo para la Fórmula E, sino para el automovilismo en general. Nunca ha habido una carrera en Nueva York antes y ser el primer piloto en ganar las dos carreras es realmente especial “.

fia-formula-e-new-york-2017 (2)La pista de Brooklyn dio para tener carreras emocionantes, incluyendo una gran cantidad de adelantamientos, lo que significó que no importa dónde los pilotos hayan clasificado, un buen resultado era posible.

El final de la segunda temporada de la FIA Fórmula E será un duelo cabeza a cabeza entre Sebastien Buemi y Lucas di Grassi, en Montreal el 29 y 30 de julio.