Carrera de poca mejora -y pocas palabras- para el colombiano Carlos Muñoz, quien tuvo otra jornada complicada en el Gran Premio Indycar de Toronto.

Muñoz inició la competencia desde la casilla 15, tras clasificar con algunos problemas de estabilidad en su auto Chevy #14 del AJ Foyt Racing. La competencia fue desafiante para él y su coequipero Conor Daly, pues los autos aún no están a la altura de sus competidores.

Tras 85 giros en las calles de la ciudad canadiense, Muñoz finalizó 15to y lejos de la punta.

Esto dijo el bogotano tras la competencia:

“No fue la carrera que queríamos realmente. Tuvimos suerte en la primera amarilla, pero después de eso nada nos salió bien con las otras amarillas. No hubo nada que hacer pero seguiremos trabajando duro.”