Foto: Alastair Staley/LAT Photographic.

Polémicas declaraciones de Niki Lauda, quien ha dado su punto de vista sobre la puesta en marcha del dispositivo de seguridad para 2018, según ha comentado la FIA.

La gran conversación durante toda esta semana en la Fórmula 1 ha sido, sin dudas, la confirmación de la FIA para introducir el sistema ‘Halo’ como seguridad para los pilotos, a partir de la primera carrera de 2018.

Aunque impopular -9 de los 10 equipos han criticado su uso-, el ente rector del deporte ha indicado que su objetivo es ponerlo obligatorio en los diseños de los autos de la próxima temporada, algo que tampoco ha caído bien entre los fans de la categoría.

Y respecto a ello ahora se suma otra voz en contra: la del tri-campeón austriaco Niki Lauda, quien ha comentado lo siguiente al medio alemán Auto Moto un Sport:

“El ‘Halo’ destruye el ADN de un monoplaza de F1. La FIA ha hecho más segura la competición todo lo que ha podido. Se ha reducido la posibilidad de que una rueda salga volando porque ahora están más fijadas. El riesgo para los pilotos es mínimo”.

Respecto a su posible impacto en los fans de la categoría, que este año han venido en aumento gracias a varias decisiones por parte del nuevo grupo dirigente Liberty Media, Lauda fue enfático:

“Estamos intentándolo con coches más rápidos y acercándonos más a los espectadores para atraer nuevos seguidores al deporte. Pero esto destruye todo lo hecho”.

Finalmente, comentó sobre las otras alternativas que pueden llegar, inclusive en no hacer nada:

“Hay una solución mucho mejor que el ‘Halo’. Si no, no se habrían probado tres alternativas. Habría sido más lógico trabajar en una alternativa de seguridad para los coches de F1 para 2019 que no se cargue el aspecto de los monoplazas. Es tan fácil como eso. Mejor no hacer algo de lo que nos arrepintamos en el futuro”, sentenció.