Más refinado, más seguro y con las mismas prestaciones de velocidad del auto actual. Así presentó la Indycar Series su auto para 2018.

En el óvalo de Indianápolis fue presentado este lunes el nuevo modelo de auto de la Indycar Series, nombrado como ‘NEXT’. Un trabajo largo, arduo y que tuvo en cuenta las opiniones de todos los puntos de vista, ha llegado a este nuevo modelo de auto.

Jay Frye, presidente de competición de Indycar, comentó al respecto:

“El proceso comenzó hace un año en abril, y tomamos los comentarios de nuestros fans, pilotos, equipos, fabricantes, socios, todo quienes estamos involucrados en esto. Hay una adición histórica a este diseño, pero a su vez viene con una mirada hacia el futuro y todos los componentes de última generación. Aunque el diseño parecía bueno en el papel se ve aún mejor en persona. No podríamos estar más emocionados de tener este auto en la pista”.

Y es que, como menciona Frye, se mira hacia el futuro recordando el pasado. El auto, estéticamente hablando, se aleja un poco del modelo actual con sus grandes alerones, y trata de parecerse a los modelos de cerca de los años 90, más refinados y bajos. Sin embargo, tras este cambio llegan también mejoras en seguridad y prestaciones aerodinámicas.

Uno de los cambios más importantes ha sido la eliminación de los kits aerodinámicos por motorista, tal y como se ha tenido hasta este año. Ahora, Chevy y Honda tendrán un único kit.

En el aspecto de la seguridad, destaca el aumento del espacio en los costados del auto, para proteger la cadera del piloto, pasando de 8 a 10 pulgadas. Así mismo, Indycar confirmó que el proceso de fabricación está desarrollado para “superar las pruebas de choque laterales de la FIA”.

Hablando sobre la aerodinámica, la organización se enfocó en generar mayor carga al auto desde la parte baja del mismo, sin depender de tantos alerones o pontones laterales. Para ello, trabajaron el fondo del auto de tal manera que aumente la capacidad aerodinámica. Indycar ha anunciado que se tendría un aumento de cerca del 20% de agarre aerodinámico con este nuevo modelo.

Y es que, una de las preocupaciones de este diseño era perder parte de la velocidad y competitividad que se ha tenido hasta ahora con el modelo IR-12. Respecto a esto, la organización ha comentado que se espera tener el mismo desempeño en óvalos y mejorar en los circuitos permanentes.

Giampaolo Dallara, presidente de Dallara -el fabricante de los autos de Indycar desde hace 20 años- ha mostrado su satisfacción por continuar con el desarrollo conjunto de la categoría:

“2017 marca nuestro vigésimo año en Indycar y nos alegramos de poder seguir contribuyendo al éxito que esta serie merece. Hemos estado trabajando con la organización y los equipos para alcanzar este objetivo, y este día representa un gran paso adelante para lograrlo”.

Ahora, se vendrá una serie intensiva de entrenamientos y ajustes al modelo diseñado, que estará en manos del colombiano Juan Pablo Montoya y el español Oriol Serviá.