El piloto colombiano completó más de 100 vueltas en el nuevo auto de la categoría, en el óvalo de Indianápolis.

Luego de una importante presentación del nuevo modelo NEXT de la Indycar Series →, que debutará en la próxima temporada, fue el momento de llevarlo a la pista para sacar las primeras conclusiones donde realmente importa. Y para ello la Indycar convocó a Juan Pablo Montoya y al español Orio Serviá, dos de los más experimentados pilotos de la categoría, para realizar pruebas con el auto con motor Chevy y Honda respectivamente.

indycar-test-2018-montoya-02Montoya realizó un test de más de 100 vueltas en el óvalo, y esto le permitió al volante colombiano, así como a los ingenieros de Indycar y Dallara, entender y sacar conclusiones en la pista, así como confrontar la información obtenida en las simulaciones de desarrollo del chasís.

En fotos: así es el nuevo auto 2018 de Indycar →

“Es emocionante porque, para estar por primera vez en el auto, se conduce muy, muy bien”, dijo Montoya, dos veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis. “Creo que tuvieron en cuenta muchas de las cosas que se comentaron y el carro se ve muy bien. Creo que tener un kit aerodinámico igual para todos es excelente para el campeonato. El coche se ve bien y se conduce muy bien”.

El auto también fue elogiado por Serviá, quien aseguró que se siente “como en casa” conduciéndolo, además de resaltar que “es muy rápido”.

indycar-test-2018-montoya-03“Salí con el pedal a fondo de los pits, lo cual habla de lo bien que está construido el auto” concluyó el español.

La categoría regresa a competencia oficial este fin de semana con la Mid-Ohio 200. Por el momento el único piloto colombiano confirmado en la grilla es Carlos Muñoz.