Con una victoria en la primera carrera en Montreal, un séptimo lugar en la final y los infortunios de Sebastien Buemi, el brasileño ganó su primer título internacional.

El ePrix de Montreal será recordado por Lucas di Grassi como el escenario donde pudo festejar, por primera vez, como campeón de un torneo internacional.

Para el francés Sebastien Buemi, quien llegó como líder del certamen a esta fecha, todo fue cuesta abajo. Durante la semana pruebas de clasificación el sábado, Buemi chocó fuertemente su auto y esto lo obligó a iniciar desde los últimos puestos, haciendo una remontada heroica hasta la cuarta casilla.

formula-e-final-2017-montreal (2)Desafortunadamente, para el equipo Renault e.Dams todo se complicó aún más, cuando el auto de buemi fue descalificado del resultado del sábado tras encontrar que su auto no cumplió con el peso mínimo reglamentario.

Entretanto, di Grassi ganó esta primera carrera y se puso como líder a una fecha del final.

Para el domingo, Buemi nuevamente tuvo errores en su vuelta de clasificación y eso lo llevó hasta el puesto 13 de la grilla. Pero el momento decisivo de la temporada se dio en la partida, cuando en la primera curva Buemi fue golpeado de atrás por otro auto, generando daños en su Renault que lo relegaron hasta el último lugar.

Mientras tanto, di Grassi controló su ritmo y con el apoyo de su compañero de equipo Daniel Abt, finalizó en la sexta casilla, suficiente para coronarse campeón por primera vez. El triunfador de la prueba final fue Jean-Eric Vergne, seguido por Felix Rosenqvist y el argentino Jose María López, de gran actuación en esta carrera final.